domingo, 31 de marzo de 2013

Barrabravas de River y Nueva Chicago integraban la “fuerza de choque” del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, que quiso impedir la entrada de la “izquierda violenta” (según los dichos de Cristina Fernández de Kirchner) en la Plaza de Mayo el 24 de marzo


(Por Gustavo Grabia, Clarín, Buenos Aires, 31 de marzo de 2013)- (…) (De un lado la izquierda de rojo, con palos y amenazante, escribió la presidenta) “Del otro lado jóvenes vestidos de azul, celeste, o blanco, con banderas argentinas, brazos y manos entrelazados, haciendo un cordón humano para separar y evitar la agresión y la pelea”.

Pues bien, tal como muestran las imágenes, algunos de esos jóvenes de manos entrelazadas son peligrosos barrabravas con prontuarios importantes y que estuvieron investigados hasta en causas por homicidios. Barras que consiguieron siempre impunidad trabajando para el poder político de turno y desde 2003 lo hacen para el kirchnerismo. Uno de los que logró identificar Clarín es Ariel Pugliese, el “Gusano”, el más peligroso de los barras de Nueva Chicago y que junto al número dos de la barra, Javier Miranda, fueron contratados para trabajar en el INDEC tras la intevención de Guillermo Moreno.
El otro que aparece en primer plano, desafiante, es Víctor Videla, apodado Toddy, un peso pesado en la tribuna de River que estuvo preso por el crimen de otro barra, Gonzalo Acro, en medio de la guerra interna de la barra Millonaria. A Videla se lo suele ver en el edificio de diagonal Julio Argentino Roca, 651, Capital Federal, sede de varias dependencias gubernamentales, entre ellas, claro, la Secretaría de Comercio Interior y también la de Industria, a cargo de Javier Rando, donde está contratado otro barra importante de River, Matías Goñi, quien el año pasado y en una causa por violencia en el fútbol no tuvo empacho en declarar ante la Justicia que él respondía a Guillermo Moreno.

(La ilustración destaca a Moreno en el video tomado en el lugar por el Partido de los Trabajadores Socialistas.)

Leer completo aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada