sábado, 25 de octubre de 2014

A Julio César Mondragón, estudiante normalista asesinado en México

Julio César,

Fuiste uno de los normalistas mexicanos asesinados por la policía en la ciudad de Iguala, Estado de Guerrero (México) el 26 de septiembre. Estabas recaudando fondos para viajar al Distrito Federal, D.F. el 2 de octubre y conmemorar un año más de la Masacre de Tlatelolco (1968) en la cual estudiantes mexicanos fueron asesinados, desaparecidos y encarcelados.

El 26 de septiembre tú y tus compañeros fueron víctimas de una nueva masacre estudiantil y algunos están desaparecidos. Intentaste huir pero caíste y te subieron a una patrulla de la policía.

Tu cuerpo apareció el 27 de septiembre en la zona industrial de la ciudad de Iguala. Estabas tirado en una calle destapada, rodeado de tu propia sangre y con señales de tortura.

Observo tu mano izquierda sobre el vientre y tu camiseta roja subida un poco más arriba de tu ombligo, el brazo derecho estirado y me detengo en tu cabeza: ¡te desollaron vivo!

Pero aún sin rostro veo el sufrimiento en tus dientes apretados. Parece que aún haces fuerza porque el dolor debió ser insoportable e imagino tu angustia y sufrimiento.

Te extrajeron los ojos y dejaron tus cuencas vacías para que tu mirada no se elevará al cielo. A pesar del horror de la escena insisto en mirarte, no con morbo sino con la ilusión de devolverte tu cara, parte de tu identidad.

Repito el ejercicio. Más allá de la sevicia con la que te asesinaron para escarmentar al movimiento estudiantil -y que dejó marcas en tu cuerpo- empiezo a ver tu verdadero rostro.

Veo a Julio César Mondragón. Un joven de rostro delicado, rasgos finos, cejas y labios delgados. Tu barbilla era pequeña, el cabello castaño oscuro y tus ojos cafés.

Eras primíparo, como llamamos en Colombia a los estudiantes de primeros semestres. Proveniente del D.F. ingresaste en la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, en la localidad de Ayotzinapa, a mediados del mes de julio.

Llegaste allí con el propósito de convertirte en maestro y le prometiste a Marissa Mendoza, tu pareja, comprar un apartamento en el D.F. para vivir con ella y Melissa, tu bebita de escasos dos meses de edad.

T us sueños fueron cortados de tajo tan cruelmente como lo hicieron con tu rostro. Pero la vida -sabia y misteriosa- se encargó de que Melissa tenga tus facciones según cuenta tu compañera. 
Tu hija será el recuerdo de un joven a quien apodaban El Chilango. Julio César Mondragón, estudiante normalista, asesinado indefenso y desarmado en la ciudad de Iguala, Estado de Guerrero (México), el 26 de septiembre de 2014.

Descansa, soñador, descansa…


(Por Fernanda Sánchez Jaramillo, periodista, maestra en relaciones internacionales y trabajadora comunitaria.)

Audio del texto, leído por la autora en Contagio Radio, Colombia, aquí: http://bit.ly/1DcdYS0


viernes, 24 de octubre de 2014

Normalistas de Ayotzinapa tomaron las instalaciones de televisión de la Universidad Nacional Autónoma de México para reclamar la aparición con vida de sus compañeros

"El principal apoyo que hemos estado obteniendo es por parte de las organizaciones sociales con que contamos en estos momentos...reiteramos en pedirles apoyo en la misma búsqueda de nuestros compañero...lo que se busca es que se nos entregue con vida a los compañeros...".

Cerca de las 22 horas del 23 de octubre de 2014, normalistas de Ayotzinapa tomaron las instalaciones de Tv UNAM para emitir un mensaje de cerca de 15 minutos donde exigen la aparición con vida de sus compañeros deteniddos-desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre por parte de la policía municipal de Iguala. En el audio señalan que lo que se prentende desde los gobiernos es desaparecer el normalismo rural debido a la visión crítica que se genera en las normales rurales. 

También agradecen a las organizaciones que se han solidarizado con ellos.

Para escuchar el audio: http://www.elconvertidor.com/result/audioayortzi.mp3


Centro de documentación "Universidad y dictadura" en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires

(Por Aldana Vales. Página 12, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, miércoles 15 de octubre de 2014)- A través de relatos orales y documentos recuperados, el nuevo centro busca reconstruir las historias de estudiantes, profesores y no docentes que pasaron por la facultad en el período comprendido entre 1966 y 1983.

“Si nadie habla, nadie crece”, escribió Fernando Araldi Oesterheld, nieto del autor de El Eternauta, en un libro editado a mediados de este año. La frase, además, la pronunció recientemente Graciela Daleo (foto), sobreviviente de la ESMA y coordinadora de la Cátedra libre de Derechos Humanos (Filosofía y Letras-UBA), al presentar el centro de documentación Universidad y dictadura creado en la facultad. Porque el centro, precisamente, recupera el testimonio de quienes fueron docentes, estudiantes y trabajadores de la facultad durante el período 1966-1983 para echar luz sobre las prácticas cotidianas de aquellos años.

¿Cómo era la vida en las aulas, las clases, los pasillos de la facultad? ¿Cuáles fueron los debates y las lecturas compartidas en la institución en el período? A través de relatos orales y documentos recuperados, el nuevo centro de documentación busca reconstruir las historias de quienes pasaron por Filo en esos años y dar respuesta a esas y otras preguntas.

La creación de un centro de documentación era uno de los objetivos del programa Universidad y Dictadura de la facultad, que desde 2006 se dedica a investigar y reconstruir la memoria histórica de la institución entre el comienzo de la dictadura de Juan Carlos Onganía en 1966 y el regreso a la democracia en 1983.

La elección del recorte temporal se basa, según explicó Daleo en la presentación, en que es precisamente el período en el que la universidad empezó a “salirse de esa caracterización sostenida desde muchos lados a mediados de los ’50, en la que aparecía como encerrada en una torre de marfil, que podía ejercer su autonomía en un país en el que vastos sectores populares sufrían”. Con la llegada de la represión, los bastones largos empezaron a derrumbar esa torre y la realidad de la universidad se fue correspondiendo cada vez más con lo que se estaba viviendo a nivel nacional, donde miles de militantes políticos comenzaron a ser perseguidos, relató Daleo.

Más de cuatro décadas después, el centro se propone entonces como un espacio para reconstruir esas vidas y la de la propia facultad desde múltiples accesos: discusiones, programas, debates, controversias, subjetividades individuales y colectivas, así como también busca interrogar las utopías que se proyectaban para el país y el tercer mundo. “La política estatal genocida al interior de la facultad –señaló Daleo– procuró eliminar toda esa generación de conocimiento y praxis crítica.”
En este tiempo de trabajo se digitalizaron legajos, se reunió información sobre estudiantes, docentes y trabajadores, se realizaron entrevistas a sus familiares. “Hubo y hay quienes nos abren su memoria y sus archivos y se exponen con generosidad, pero no todos aquellos con los que hemos intentado han respondido de esta manera”, sostuvo Daleo.

Conforme avanzó el trabajo también se recuperaron volantes, clases, programas, dictámenes, resoluciones, planes de estudio, actas de examen. Todos documentos que ayuden a recrear el aire que se respiraba en la Filo de esa época. Pero los papeles no muestran debates, no expresan vivencias en los rincones de la facultad. La principal intención, sostienen desde la cátedra, es que sean las propias palabras de quienes vivieron esa época las que transmitan la memoria de esos años y no solamente la documentación institucional que han relevado.

Por eso, no se trata sólo de una recopilación de documentos y entrevistas, sino de “la construcción de un caudal” para que el material reunido pueda ser utilizado por investigadores y quede a disposición de toda la comunidad. A la facultad, sostuvo Daleo, “le concierne explorarse a sí misma y conocer su historia, en correspondencia con memorias y presencias, luchas, ausencias en cada etapa de la historia del país, del que forma parte la universidad”.

Una mirada superficial, sostuvo, puede quedarse en ver a la universidad como víctima “de la política dictatorial que la intervino, recortó presupuesto, la sembró de delatores, amputó carreras y le impuso planes de estudio y desapareció a cientos”. Pero los documentos también hablan de funcionarios que armaron “listas negras para prohibir el ingreso a las aulas, a la docencia”, por su relación “con la subversión”. “Reconocer la huella humana en la institución interpela a la facultad y a quienes somos de esa época”, remarcó Daleo, por aquellos años militante de Montoneros.

Así, el relato de quienes fueron docentes, estudiantes, trabajadores de la facultad durante ese período se ve plasmado en los documentos que durante este tiempo se fueron recuperando, pero desde el programa universitario convocan a quienes puedan aportar nuevos testimonios para que, con cada colaboración, continúe creciendo la posibilidad de recorrer esos pasos y seguir las huellas de quienes estuvieron dentro de la institución, porque, como remarcó Daleo, “la memoria es estar con otros y otras en esos lugares”.


jueves, 23 de octubre de 2014

Logro de becarios de la Universidad de Buenos Aires: equiparación salarial para trabajadores investigadores y docentes

Hoy se concretó la enorme conquista de los becarios UBA: la equiparación salarial con el cargo de jefe de trabajos prácticos (JTP), dedicación exclusiva.

Finalmente, en la sesión de hoy del Consejo Superior donde otra vez se movilizó una delegación de becarios UBA y la AGD, el Rector anunció que mañana, jueves 23, se firmará un acuerdo entre la UBA y el Ministerio de Educación que financiará con una partida especial la equiparación salarial de los becarios con el cargo de JTP dedicación exclusiva.

Tal como lo anunciamos oportunamente, esta conquista del movimiento de becarios es enorme y responde a una reivindicación histórica. Hace dos meses, con la primera convocatoria y reunión que convocó la AGD, los becarios enfrentaban un congelamiento de los estipendios , cobrando en ese momento $5.700. 

Tras más de tres meses de campaña sistemática, con asambleas, petitorios, boletines informativos, conferencia de prensa, tres movilizaciones al Rectorado, reuniones con funcionarios del área, presentación de proyectos de resolución en el Consejo Superior y en Consejos Directivos, y luego de lograr un primer incremento del 25% y la gratuidad de los posgrados 2014, hoy quedó ratificada la equiparación salarial con el cargo de JTP exclusivo (aproximadamente $9.300) a partir de la cual los futuros reclamos salariales de los becarios quedan vinculados a la lucha del movimiento docente nacional.

La AGD destaca además un método de trabajo y organización. Nuestro sindicato intervino durante todo este proceso como un instrumento para la organización independiente de los trabajadores investigadores y docentes que se movilizan por sus derechos.

Todo esto fue lo que empezamos a celebrar juntos frente al Rectorado.

Asociación Gremial Docente (AGD-UBA)


No al cierre de salas y jardines de primera infancia: jornada de juegos frente a la Dirección General de Coordinación Legal e Institucional porteña, Bolívar 191, CABA, jueves 23 de octubre de 10 a 17 horas

¡NO AL CIERRE DE LAS SALAS Y JARDINES DEL PROGRAMA PRIMERA INFANCIA! ¡NI UN NIÑO MÁS SIN VACANTE!

Los/las trabajadores/as del Programa Primera Infancia junto con las familias nos encontramos una vez más en las calles para denunciar el vaciamiento y la falta de presupuesto en el conjunto de los espacios educativos donde trabajamos. La disminución del presupuesto y la falta de responsabilidades va creciendo año tras año, siendo los trabajadores, organizaciones y familias las únicas que dan respuesta a las falencias y ausencias del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad. Esta situación se ve agravada porque Soledad Acuña, subsecretaria de Equidad Educativa de la Ciudad y Andrea Bruzos Bouchet Gerente Operativa están imponiendo un Convenio para las modalidades de Salas de juego y para los Jardines de Gestión Asociada. 

Los/as Trabajadores/as de Primera Infancia manifestamos que dicho convenio, presentado unilateralmente por la Gerencia presenta algunas condiciones que lo hacen inaceptable. En el mismo el Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad Autónoma se desliga de varias de sus responsabilidades (responsabilidad civil, seguros, infraestructura) Creemos que es necesario poder construir un convenio/reglamento entre las partes comprometidas (Gerencia, Organizaciones/espacios y los/as trabajadores/as) para poder garantizar las condiciones necesarias para recibir a los/as niños/as y familias en los espacios de la mejor manera. Consideramos éste convenio un modo de privatizar lo público porque el Estado se desentiende de garantizar el derecho constitucional a la educación como bien social.


Esta última semana la Gerencia se reunió con los/as referentes de los espacios para que firmen dicho convenio bajo la amenaza de que si no lo hacen, los espacios serán cerrados.

Como solución a la falta de vacantes para las niñas y los niños de 45 días a 4 años el gobierno de Mauricio Macri, en lugar de invertir en la construcción de jardines y sostener las propuestas que ya existen, pone en peligro muchas de las salas donde funciona el Programa Primera Infancia.

Frente a esta situación toda la comunidad educativa se ve obligada a continuar el plan de lucha visibilizando este conflicto, uno más de la gestión educativa de este gobierno.

Exigimos:

Mayor Presupuesto para el Programa (material didáctico, auxiliares, profesores especiales).
Basta de discriminación salarial para el cargo de Jornada Extendida.
Rechazamos el convenio que quieren imponer Soledad Acuña y Andrea Bruzos. Los/as trabajadores/as queremos participar en la elaboración de un convenio que regule estas modalidades del programa sin precarizar las condiciones laborales y pedagogías.
Nuestra lucha se enmarca en la pelea de todos los Programas Socioeducativos que desde la llegada de Soledad Acuña ha profundizado la política de precarización y vaciamiento.

TODOS A LA CALLE, DOCENTES Y FAMILIAS PARA FRENAR EL VACIAMIENTO DEL PROGRAMA.


México: apuntes sobre la lucha estudiantil en el Instituto Politécnico Nacional

(Por José Luis Hernández Ayala. Rebelión, México D. F., jueves 16 octubre de 2014)-  1.-La huelga general de estudiantes del Instituto Politécnico Nacional es un justo reclamo en defensa de la educación científica y popular, en contra del autoritarismo y por la libertad de organización y pensamiento. La imposición antidemocrática de un Reglamento represivo y el intento de reducir la calidad de la enseñanza, para convertir a sus egresados en técnicos mal pagados al servicio de las multinacionales,  desató la justa cólera de los jóvenes en una dimensión sólo comparable al movimiento estudiantil de 1968.

 2.-En un inicio los grupos de golpeadores ligados al gobernante Partido Revolucionario Institucional (Federación de Estudiantes Politécnicos, FEP y Organización Democrática de Estudiantes Técnicos, ODET), trataron de reprimir la protesta con métodos gansteriles, pero al ver que estaban siendo rebasados no tuvieron otra alternativa que montarse en el movimiento para desvirtuarlo y dividirlo. Primero trataron de reducir su alcance limitándolo a la renuncia de su Directora General, Yoloxóchitl Bustamante; después, aprovechándose de la inexperiencia política de la mayoría de los estudiantes, trataron de aislarlo del resto de las luchas sociales promoviendo la no participación en la marcha del 2 de octubre, denunciando la “injerencia” de organizaciones políticas (Morena) o sindicales (Sindicato Mexicano de Electricistas) e iniciando una cacería de brujas en contra de cualquier organización de izquierda en su interior. Aunque estas maniobras están fracasando, sí han logrado entorpecer esta importante lucha.

 3.-Si bien es correcto que cada movimiento defienda su autonomía en contra de los intentos de manipulación por parte de cualquier fuerza política, eso no debe ser pretexto para impedir la libertad de cada integrante de la comunidad politécnica a militar en el partido de su preferencia y, sobre todo, de la libertad de discutir cualquier idea en su seno. Estas prohibiciones solo pueden beneficiar al gobierno y al PRI.

 4.-Existe, por parte de la derecha a nivel mundial, una perversa campaña para desacreditar la participación de los ciudadanos en la política o en la militancia partidaria. En el fondo desean que la política sólo sea para “profesionales” y no de la gente común y corriente. Conviene recordar el siguiente pensamiento de un revolucionario francés recientemente fallecido: "El descrédito sistemático de la forma partido y de la política institucional en general resulta peligrosamente demagógico. Aviva el cinismo estéril, el desinterés cívico, la indiferencia despolitizada del 'todo está podrido y cada uno por su cuenta'. Más que la forma partido (¿con qué sustituirla?), el problema radica en su contenido." (Daniel Bensaïd, 'La sonrisa del fantasma').

 5.-Congruentes con lo anterior, el periódico “La Razón”, entre muchos otros medios, ha lanzado una cruzada en contra de una supuesta “conspiración” de Morena y del SME, como prueba de que existen “manos extrañas en el conflicto”. Es el momento de ofrecer a esta cruzada, una respuesta organizada y racional para exorcizar sus mentiras y hacer contrapeso a los grupos gansteriles priístas.

 6.-El empuje del movimiento de huelga del IPN es tan poderoso, que ha obligado al gobierno a recular en lo referente a la aplicación del Reglamento y la modificación de los planes de estudio. Ello no quiere decir que el gobierno haya renunciado a sus perversas intenciones, sólo intenta posponerlas esperando mejores condiciones. De momento sería correcto que el movimiento levante la huelga, siempre y cuando reciba una mejor oferta que la presentada por el secretario de Gobernación la semana pasada. Es preciso que el movimiento no se desgaste innecesariamente y mantenga una organización permanente que asegure la continuidad del movimiento.

 7.-Para contribuir al logro de los objetivos señalados anteriormente, es preciso construir una fuerza política amplia, democrática, independiente y anticapitalista al interior del movimiento. Por fortuna dentro del Politécnico existen diversas fuerzas capaces de emprender esta tarea. Démonos a la tarea de organizarlas cuanto antes.