sábado, 7 de mayo de 2016

Por la reapertura de la paritaria, por un salario inicial de 12.000 pesos por 16 horas cátedra como garantía mínima ¡No a la desvalorización de la hora cátedra!

(Ademys, Asociación de Enseñanza Media y Superior. Ciudad Autónoma de Buenos Aires, viernes 29 de abril de 2016)- Mientras el gobierno nacional y los gobernadores, aplican un drástico ajuste por medio despidos, devaluación, tarifazos y una acelerada inflación, en la ciudad, la pauta salarial docente acordada en febrero entre el PRO y la mayoría de los sindicatos, a excepción de Ademys, quedó muy por debajo de la inflación, ademas de ser en cuotas, en negro, achatando aún más la escala salarial, y sosteniendo la desvalorización de la hora cátedra.

De esta manera, la pauta salarial 2016 establece el valor de la hora cátedra para 0% de antigüedad en $ 500. Y decimos que sostiene la desvalorización, porque desde agosto del 2013, empezaron a aumentar la cantidad de horas que tenemos que trabajar para alcanzar la garantía mínima. Hasta esa fecha, con 16 hs cátedras se alcanzaba la garantía mínima (GM), actualmente en $10.000. Hoy con 16 horas recibimos $2.000 menos. Es decir, para alcanzar la GM , debemos trabajar 20 horas.

En este marco, la UTE (Unión de los Trabajadores de la Educación) presentó un proyecto de ley de horas institucionales. Desde Ademys, entendemos que es una necesidad tener horas de trabajo sin grupo a cargo, que permitan reuniones interdisciplinarias, con padres, tareas administrativas, etc. Pero el proyecto presentado en la legislatura porteña, no sólo no garantiza horas sin grupo a cargo, sino que profundiza aún más la desvalorización de la hora cátedra.

En el caso de aprobarse el mencionado proyecto, estaríamos obligados a trabajar hasta 24 horas cátedras para cobrar la garantía mínima actual. Así, con 16 horas cobraríamos $ 6.666. Es decir, significaría cobrar $ 3.400 menos. De esta manera, los curriculares tendríamos que trabajar más horas, un 50% más, para alcanzar la misma garantía salarial.

Otros problemas: los topes salariales

La pauta salarial establecida para este año, empeora la situación de años anteriores: en la “primera cuota” ambas cifras tienen tope de 30 horas (el Fonaindo) y 40 horas (el ítem “Adicional APD 2016”). Por lo tanto el aumento a partir de la hora 30 (para quienes cobran por hora cátedra) es menor y a partir de JC o 40 horas es nulo. O dicho de otra forma, lo que se trabaja a partir de la hora 40 o JC, tiene $0 de aumento.

Como consecuencia, el valor de la hora cátedra es menor cuantas más horas trabajamos.
Todos estos problemas ilustran el nivel de desguace de nuestro salario que propicia el gobierno porteño y casi todos los sindicatos. La causa es el ajuste, que se da, como dijimos, en un contexto de tarifazos, alta inflación, en el que está planteado achicar el gasto público, profundizando la reducción del presupuesto educativo. De esta manera pretenden descargarlo sobre el salario de los trabajadores de la educación.

La desvalorización de la hora cátedra, además de ahorrarle dinero al gobierno también tiene la intención de dividir al gremio docente en su conjunto para que este pierda fuerza a la hora de reclamar por salario. Por eso, a la par de la lucha sectorial, la pelea debe ser en unidad, de todo el gremio en su conjunto, luchando por: la reapertura de la mesa salarial, un salario inicial igual a la canasta familiar; garantía mínima equivalente a 16 horas cátedra; contra los topes salariales; por la conformación del sueldo docente: salario básico + antigüedad y todas las sumas al básico.

Para lograr todo esto, es necesario participar, organizarse y luchar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada