lunes, 2 de mayo de 2016

Francia: cuarta jornada de protesta de trabajadores y estudiantes contra la reforma laboral

(El Día. La Plata, viernes 29 de abril de 2016)- Varios policías y manifestantes resultaron heridos ayer en Francia en enfrentamientos durante las protestas contra el proyecto de reforma laboral, que congregaron a decenas de miles de trabajadores y estudiantes. Al menos 170.000 personas participaron en las marchas en todo el país, y unas 15.000 sólo en París, según la prefectura. No obstante, el principal sindicato, la CGT, informó por su parte de 60.000 manifestantes en la capital y 500.000 en Francia.

Al igual que en anteriores movilizaciones, en París, Nantes (oeste), Rennes (oeste) y Lyon (este) se registraron incidentes durante las marchas convocadas por siete sindicatos. “24 policías resultaron heridos, entre ellos tres de gravedad en París”, indicó el ministro de Interior, Bernard Cazeneuve, quien informó también de “124 detenciones” en todo el país. El principal sindicato estudiantil, UNEF, condenó el “uso desmedido de la fuerza por parte de la policía” y recordó que “manifestar es un derecho”, según su presidente William Martinet.

Al caer la tarde, los enfrentamientos continuaban en París, mientras que, en Rennes, la prefectura informó de al menos tres policías y un manifestante heridos. En el marco de los disturbios, manifestantes encapuchados destrozaron en Nantes y París vitrinas y marquesinas de las paradas de micros. Al lanzamiento de proyectiles y bombas de humo, la policía respondió con gases lacrimógenos y balas de goma.

La jornada de protestas, la cuarta en un mes, fue una prueba para medir la determinación de los opositores a la última gran reforma del gobierno del presidente socialista François Hollande, cuando falta apenas un año para las elecciones presidenciales. La anterior convocatoria, el 9 de abril, reunió a 120.000 manifestantes en Francia, según las autoridades. No obstante, el momento más caliente de la movilización tuvo lugar el 31 de marzo, cuando marcharon 390.000 personas, según las autoridades, y 1,2 millones, según los sindicatos. Los opositores exigen que se retire esta ley con medidas que otorgan mayor flexibilidad a las empresas para contratar y despedir a los trabajadores, en un intento por doblegar el desempleo que ronda el 10% y que afecta sobre todo a los jóvenes (24%).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada