lunes, 19 de agosto de 2013

La Asociación de los Docentes de la Universidad Nacional del Comahue (ADUNC) repudia el acuerdo YPF-Crevron


El acuerdo que firmara el gobierno kirchnerista con la multinacional norteamericana Chevron es una virtual reprivatización de nuestra YPF, y el previo Decreto 929/13; constituyen un acto de entrega nacional de nuestros recursos naturales al mejor estilo de la década menemista; al mismo tiempo que introduce un método de extracción de hidrocarburos no convencional como es la fractura hidráulica o fracking, una metodología muy controvertida que ha sido prohibida en varios países, dadas sus gravosas consecuencias ambientales.
La entrega “llave en mano” de los yacimientos de la cuenca del Neuquén a Chevron encontraba inicialmente una serie de escollos legales. Sobre todo, en la sentencia judicial que pesaba sobre esta empresa, expedida por la justicia ecuatoriana que condenó a Chevron (que operó entre 1964 y 1990 en Ecuador, cuando era Texaco) a pagar 19.000 millones de dólares por graves delitos ambientales cometidos en la Amazonía ecuatoriana, en territorios ancestrales de pueblos originarios. El embargo se levantó a pedido de la Procuradora Nacional de nuestro país, Alejandra Gils Carbó, y posteriormente, a través de un rápido fallo a favor de Chevron, emitido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina.


Allanado el camino para la firma del acuerdo con Chevron el gobierno, veinticuatro horas antes de la firma del mismo, creó por decreto (929/2013) un régimen de promoción de inversión de hidrocarburos, a la medida de Chevron; que prevé beneficios para las empresas que presenten proyectos de explotación de un monto no inferior a 1.000 millones de dólares.

Leer completo aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada