martes, 6 de agosto de 2013

Estudios realizados por estudiantes y docentes de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) en 14 localidades de la provincia vinculan el uso de agroquímicos con enfermedades registradas entre los pobladores del sur santafesino

(http://www.rosario3.com. Santa Fe, 4 de agosto de 2013)- El relevamiento que se desarrolla a la manera de “campamentos sanitarios” en los últimos años, los habitantes de los pueblos comenzaron a hacer referencia a problemas de salud que antes no tenían como hipotiroidismo, diferentes tipos de cáncer, problemas dermatológicos y pérdidas de embarazos.
Los campamentos sanitarios se desarrollan desde diciembre de 2010 como parte del cursado de la materia Salud Socioambiental de la facultad. Estudiantes del último año de la carrera de Medicina junto a los docentes se instalan durante cinco días en una localidad, van casa por casa para ver los problemas de salud de la gente y después hacen estudios sobre la población.
Además de la referencia a enfermedades que hacen los pobladores en encuestas, también se estudia la medicación que están tomando los grupos familiares. De esta manera, la investigación no sólo incluye lo referido por los ciudadanos, sino también los problemas de salud que se desprenden de los fármacos que se consumen.

Damián Verzeñassi , titular de la cátedra de Salud Socioambiental de la Facultad de Ciencias Médicas, explicó que –tras la visita a las diferentes localidades– se determinó que hay “un patrón que se repite”: la aparición de enfermedades en el relato de la gente que no coinciden con los principales problemas de salud registrados a nivel nacional.
“Hace 15 años no existían en la referencia de la gente problemas de hipotiroidismo, de cáncer, problemas dermatológicos, pérdidas de embarazos. Lo que más cambió fueron las condiciones ambientales con la exposición de las poblaciones a los agroquímicos”, explicó.
Verzeñassi ejemplicó con datos concretos: “A nivel nacional en 2008, los casos nuevos de cáncer fueron 208 cada 100 mil habitantes. En esas localidades, se registraron en un año hasta 409 casos nuevos de cáncer cada 100 mil habitantes”.
Por otra parte, indicó que existe bibliografia científica que vincula los problemas de salud con las fumigaciones. 
“Los agrotóxicos que se utilizan en el actual modelo agroindustrial están asociados con hipotiroidismo y nosotros vemos que el hipotiroidismo ocupa el tercer o cuarto lugar de enfermedades crónicas en estos lugares”, dijo el docente e investigador de la UNR.
Añadió que “la exposición a los agroquímicos también ha sido vinculada con problemas neurológicos como Alzheimer o Parkinson y éstos son problemas que comienzan a aparecer en los pueblos relevados en los últimos años con mayor frecuencia”.
“Además, los linfomas han sido asociados con el glifosato por trabajos publicados por la revista norteamericana de Cáncer y hemos identificado también un incremento de las malformaciones congénitas y de abortos espontáneos”, completó Verzeñassi.
El docente destacó la importancia del estudio para la comunidad en general y sostuvo que “se hace desde la Universidad Pública”.
“Aquí no hay laboratorios detrás ni intereses político partidarios”, expresó el docente y pidió a los legisladores que “no demoren mas la legislación para proteger a las poblaciones y para que los territorios produzcan alimentos sanos”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada