jueves, 29 de agosto de 2013

22, 23 y 24 de octubre son las fechas marcadas por el Sindicato de Estudiantes (SE) de España para la huelga general por la dimisión del ministro de Educación, José Ignacio Wert


La convocatoria se produce el mismo día en que el titular del ramo ha comparecido en el Congreso de los Diputados para explicar el decreto con la nueva normativa de becas que el Gobierno aprobó hace casi un mes, el pasado dos de agosto. En la Comisión de Educación, Wert ha asegurado que el presupuesto destinado a las ayudas estudiantiles para el curso 2013-2014 es "el más alto de la historia"; una afirmación que el Sindicato de Estudiantes considera una tomadura de pelo.
"El Ministro insulta a nuestra inteligencia y a la de nuestros padres al decir que este decreto conseguirá la equidad  e incentivará el rendimiento de los estudiantes", señala la organización en un comunicado. "Nada más lejos de la realidad: el presupuesto para becas no ha hecho más que menguar desde que el PP llegó al Gobierno en 2012. Desde entonces se han reducido nada más y nada menos que 398 millones de euros", asegura.
En cuanto a las nuevas condiciones para la obtención de becas -entre las que se encuentran la necesidad de alcanzar entre un 6 y un 6,5 de media para las más cuantiosas-, el SE las considera una "penalización" para los alumnos con menos recursos.  "Se nos va a castigar, exigiéndonos más que a los demás,  por no tener dinero", lamentan, insistiendo en la vulneración de la "igualdad de oportunidades" que conlleva la nueva normativa. "Lo que pretende este ministro es volver a la educación de los años 50 cuando sólo los ricos tenían garantizado su derecho al estudio", denuncia el sindicato.
La Coordinadora de Representantes de Estudiantes de las Universidades Públicas (Creup) también ha solicitado hoy la dimisión del titular de Educación, informa Efe. ¿Sus motivos? "Wert no dice la verdad al afirmar insistentemente que busca la igualdad de oportunidades", sentencian. "El ministro olvida intencionadamente que quien tiene un 5 de nota es porque su rendimiento académico es adecuado y no debe tener mejores notas para optar a becas", solicitan desde la Creup.  
A las becas se unen, además, el despido de profesores, los recortes en Educación pública, el aumento "salvaje" de las tasas universitarias y el proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), claves de una reforma del sistema con la que Wert pretende, en palabras del SE,  "saquear a los pobres para dárselo a los ricos".
 Y, para protestar por todo ello, el Sindicato convoca "una semana de lucha", entre el 21 y el 25 de octubre, en la que todos los alumnos de Secundaria y Universidad están llamados a tres días de huelga general. Los estudiantes esperan, asimismo, contar con el apoyo  de padres y profesores para defender, de nuevo juntos, "lo que tanto costó conseguir luchando en las calles: una educación pública y de calidad para todos".

COMUNICADO DEL SINDICATO DE ESTUDIANTES

 El Partido Popular nos quiere robar el derecho a la enseñanza pública
¡Wert dimisión! ¡No al tasazo, no al recorte de becas no a la LOMCE!
¡22, 23 y 24 de octubre: huelga general de estudiantes!

El Ministro Wert ha comparecido hoy ante la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados para explicar su nuevo decreto de becas que expulsará de la Universidad  en torno a cien mil estudiantes que no disponen de los recursos económicos suficientes. Un ataque al derecho al estudio de las familias trabajadoras que nos retrotrae a la enseñanza franquista.
Con esta comparecencia el Ministro Wert ha vuelto a poner de  manifiesto su habitual actitud de hacer oídos sordos al clamor social que se opone a estas políticas que pretenden demoler la educación pública. Comenzando con la afirmación delirante de que el presupuesto para becas que ha presentado “es el más alto de la historia en términos relativos y absolutos”, el Ministro insulta a nuestra inteligencia y a la de nuestros padres al decir que este decreto “conseguirá la equidad  e incentivará el rendimiento de los estudiantes”. Nada más lejos de la realidad: el presupuesto para becas no ha hecho más que menguar desde que el PP llegó al gobierno en 2012. Desde entonces se han reducido nada más y nada menos que 398 millones de euros.
Este Ministro se empeña en defender lo indefendible. Según él, con el nuevo requisito de la nota del 6,5 para poder obtener ayudas económicas se garantiza la equidad.  Lo que ocurrirá realmente es que se va a penalizar a los estudiantes con menos recursos económicos exigiéndonos más que a los demás, se nos va a castigar  por no tener dinero ¿Qué tiene que ver esto con la igualdad? Lo que pretende este Ministro es volver a la educación de los años 50 cuando sólo los ricos tenían garantizado su derecho al estudio. Con este nuevo decreto, quien tenga dinero podrá estudiar tanto si saca un 7 como si saca un 2, pero los demás, la gran mayoría, nos veremos expulsados económicamente de la universidad.
Wert dice que se pretende incentivar el rendimiento de los estudiantes, pero en realidad el PP hace todo lo contrario cuando despide a más de 50.000 profesores, recorta 5.000 millones de euros a la educación pública, nos obliga a hacinarnos en las aulas, aumenta de forma salvaje las tasas universitarias, reduce las becas y nos quita las ayudas de comedor y material en la enseñanza primaria. ¡Qué forma tan curiosa de incentivar el rendimiento! Lo que se esconde bajo la LOMCE, el tasazo y el decreto de becas no es más que la decisión que ha tomado este gobierno: beneficiar con sus políticas a un grupito de millonarios y condenar a millones de jóvenes. En definitiva, aplicar a la educación pública su programa general de gobierno: saquear a los pobres para dárselo a los ricos. Por eso no tienen problema en dedicar miles de millones de euros a rescatar a la gran banca mientras recortan en educación y  nos arrebatan el derecho al estudio. Si se destinara tan sólo una cuarta parte del dinero regalado a los banqueros para la educación pública se solucionarían todos los problemas que padecemos ahora mismo. Habría becas para que todos los hijos  de trabajadores pudiéramos ir a la Universidad, se podría contratar a los 50.000 profesores despedidos y a muchos más, se podrían recuperar las becas de comedor y material, se podría garantizar la gratuidad de la FP superior… pero este gobierno lleva el camino opuesto.
Por eso desde el Sindicato de Estudiantes  llamamos a la rebelión contra la injusticia de este gobierno y convocamos una nueva Semana de Lucha para la semana del 21 al 25 de Octubre con tres jornadas de huelga general de estudiantes en institutos y universidad. Al mismo tiempo hacemos un llamamiento a nuestros padres y profesores a que nos apoyen y estén a nuestro  lado en la defensa de lo que tanto costó conseguir luchando en las calles: una educación pública y de calidad para todos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada