lunes, 29 de agosto de 2016

Santa Rosa y El Niño

Es cierto que la naturaleza suele tener imprevistos que, en muchos casos, son casi imposibles de manejar. Pero no siempre es así; es decir, para continuar con el tema que se venía charlando, explica el disertante, no todos los males son producto del Niño, por lo menos así lo.

Ese famoso “Niño” se desarrolla en el litoral en forma de fuertes lluvias. Por eso, no son lo mismo las crecientes de los ríos Uruguay de diciembre a enero pasado que afectaron a veinte mil personas sólo en Entre Ríos, que el estado de evacuación en el que se encontró Villa Paranacito por la creciente del río Paraná, con las consecuencias de aquellas últimas lluvias, en las cuales, el fenómeno se presentó en forma abundante y causó perjuicio en torno al lugar donde éstas caen. Sin embargo, tienen en común que, a un hecho natural se lo responsabiliza de lo que en realidad es falta de previsión por parte de las autoridades, afirma Rodolfo Leyes, entrerriano y becario del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) a cargo de investigaciones sobre inundaciones. La conclusión sencilla es que se especuló con que El Niño no fuera tan fuerte y no se tomaron medidas de previsión.

El norte y el centro de Entre Ríos fueron los lugares más castigados por el agua. Dentro de esta franja, Federación, Feliciano, Federal y La Paz, las ciudades más perjudicadas. De todos modos, como el agua caída se desplaza y el desagote del río Gualeguay es lerdo, Tala y Gualeguay se sumaron al desastre y luego otras jurisdicciones del centro de la provincia. El gobernador Gustavo Bordet estimó en doce mil los afectados por los anegamientos.

Ahora que ya pasaron meses y la situación está más calma y controlada todos escuchan con atención al especialista que vino de visita a la escuela, abierta en la ocasión también para los padres y el conjunto de la comunidad. Cuando ya están terminando una mujer dice a media voz pero para que todos la oigan: “Ojala este fin de agosto Santa Rosa se apiade de nosotros”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada