miércoles, 24 de abril de 2013

La pelea en la Universidad de Buenos Aires por una eventual re-reelección del rector (una reforma del Estatuto impide un tercer mandato pero… Rubén Hallú sostiene que nunca se concretó su puesta en práctica, porque el Ministerio de Educación de la Nación aún no aprobó la modificación)


(Por Silvia Premat. La Nación. Buenos Aires, miércoles 24 de abril de 2013)- En los próximos meses, las discusiones por la re-reelección del titular de un cargo ejecutivo no serán privativas del ámbito del gobierno nacional. También existirán en el interior del Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde las fricciones ya comenzaron.
A fin de este año vence el segundo mandato del actual rector, Rubén Hallú. Su nominación para un tercer período es rechazada tanto por la conducción del Centro de Estudiantes de Derecho -desde hace una década, en manos de socialistas- como por los representantes del combativo Partido Obrero, que lidera una de las dos presidencias de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA).
Asesorados por abogados, los estudiantes consideran válida la reforma de un artículo del Estatuto, votada por unanimidad en la asamblea universitaria -máximo órgano de gobierno de la UBA- en 2002, que establece una única reelección posible del rector. Hallú, en cambio, afirma que esa disposición "nunca se aprobó como marca la ley vigente", por lo que no ve "impedimento legal" para postularse a un tercer mandato. Según el rector, los cambios en el Estatuto de la UBA deben ser aprobados por el Ministerio de Educación, lo que aún no ocurrió.
"Eso es perverso porque, por un intento reeleccionario, se está cambiando la postura de veinte años de la universidad. Ese artículo se usó para impedir la re-reelección de Shuberoff y para elegirlo a Jaim Etcheverry, y después, para elegir a Hallú en dos oportunidades -dijo a el presidente del Centro de Estudiantes de Derecho y Ciencias Sociales (Cedycs), Tomás González Vera-. Este intento reeleccionario pone a la universidad en un estado de crisis institucional grave, afecta las buenas prácticas democráticas y pone en jaque a la autonomía universitaria."
Hallú no confirmó su nueva postulación: "No puedo hablar de una candidatura mía porque eso no existe. Lo que puede pasar es que algunas personas estén queriendo que yo siga y otras querrán que me vaya".
Alejandro Lipcovich, representante del Partido Obrero y uno de los dos presidentes que conducen la FUBA -al menos hasta este fin de semana, cuando habría elecciones-, dijo que nueve de los trece centros de estudiantes rechazaron "cualquier intento reeleccionista de Hallú o su reemplazo por Alberto Barbieri" (el actual decano de Ciencias Económicas). Lo hicieron, dijo, en una declaración difundida hace unos días.

Leer la crónica completa aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada