miércoles, 3 de abril de 2013

Comunicado del Sindicato de los Trabajadores de la Industria de la Construcción (SITRAIC) sobre Gerardo Martínez y su relación con la causa del asesinato de Mariano Ferreyra: el jefe de la UOCRA será testigo por figurar en escucha


(lavozdeloslaburantes.blogspot.com.ar, Buenos Aires, jueves 28 de marzo de 2013)- El sindicalista Gerardo Martínez fue citado para el 8 de abril como testigo en la causa en la que se investiga una supuesta maniobra de soborno para favorecer la situación de los acusados por el asesinato de Mariano Ferreyra. La aparición del jefe de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) en el expediente surgió a raíz de una escucha telefónica entre el camarista de Casación Eduardo Riggi y el ex agente de la SIDE Juan José Riquelme. Según los investigadores, Riquelme habría mencionado al gremialista en alusión a la supuesta gestión de un crédito hipotecario a favor de un hijo del camarista.

Martínez, secretario de Relaciones Internacionales de la CGT oficialista, fue llamado a comparecer el 8 a las 11 ante el juez subrogante de Instrucción Guillermo Rongo, que tiene a su cargo el sumario derivado del caso Ferreyra que gira en torno de un presunto tráfico de influencias. En este expediente se encuentran procesados José Pedraza, exjefe de la Unión Ferroviaria y detenido por el crimen del activista del Partido Obrero; el exjuez subrogante Octavio Aráoz de Lamadrid (en su condición de ex abogado de otro de los enjuiciados por el asesinato); el empleado judicial Luis Ameghino Escobar; el contador del sindicato Ángel Stafforini, y el ex agente Riquelme.
La investigación se basó en escuchas telefónicas que derivaron, en un principio, en el allanamiento del estudio de Aráoz de Lamadrid, quien al inicio del caso Ferreyra se desempeñó como defensor del picaboletos Guillermo Uño. En ese operativo se halló dinero en efectivo al parecer coincidente con un monto mencionado en las conversaciones telefónicas, mediante el cual los sospechosos habrían intentado una maniobra de soborno. Las sospechas giran en base a un posible ensayo de forzar el sorteo de la causa original en la Sala III de Casación para luego obtener un fallo favorable de sus integrantes, entre los que se encuentra Riggi, respecto de los acusados por el asesinato. En una de las charlas, Riquelme le habría referido a Riggi que estaba por concretarse un proyecto inmobiliario que podría beneficiar al hijo del funcionario judicial. El ex miembro de la SIDE habría dicho que esa confirmación le había llegado de parte de Gerardo Martínez, y que se aprestara con su hijo a iniciar los trámites para la obtención de un crédito. Rongo resolvió citar al sindicalista por pedido del fiscal Sandro Abraldes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada