lunes, 8 de abril de 2013

En el juicio por la explosión en la Planta Piloto de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Río Cuarto investigarán a la Aceitera General Deheza y a la multinacional De Smet


El juicio por la explosión en la Planta Piloto de la Facultad de Ingeniería de la UNRC tuvo un giro inesperado previo a la sentencia. El Tribunal, además de fijar condenas, resolvió anular el sobreseimiento de Javier Boretti, empleado de la multinacional De Smet tal como lo había solicitado el fiscal Maximiliano Hairabedián. La sentencia abre una puerta a la investigación acerca de las responsabilidades de estas empresas en la producción del siniestro.
“Ha sido una sentencia ejemplar. En primer lugar por las condenas que han demostrado que existe una cadena de responsabilidades que, justamente, fueron las que se omitieron y produjeron en alguna medida las condiciones para que ocurra el estrago, en aquella mañana nefasta de 2007”, afirmó, el abogado Claudio Orosz, tras conocer el fallo.
Asimismo destacó que “culmina una etapa de impunidad” porque el dictamen abre otras instancias de investigación. Por caso citó a “la empresa De Smet que fue la que montó la planta piloto con toda la infraestructura”, a la Aceitera General Deheza que trasladó el hexano y que lo colocó “de una manera casi bochornosa, clandestina” y además porque se investigará al ex rector Oscar Spada que “ahora tendrá que dar explicaciones ante la justicia”, señaló.

Leer completa la crónica publicada por Prensa Red aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada