domingo, 16 de noviembre de 2014

Miles de maestros mexicanos marcharon y realizaron un acto de protesta en el Hemiciclo a Juárez, centro histórico de la Ciudad de México, para exigir la aparición con vida de los 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa, que se encuentran desaparecidos desde el 26 de septiembre (se pronunciaron en contra de la criminalización social y del presidente Enrique Peña Nieto; pidieron, además, la reinstalación en sus funciones de todos los docentes que fueron cesanteados)

(Página 12. Ciudad Autónoma de Buenos Aires, domingo 16 de noviembre de 2014)- Además de la convocatoria, anoche los familiares de los estudiantes y otros jóvenes compañeros de los desaparecidos se prestaban a dar una conferencia de prensa, luego de mantener por la tarde una reunión con los miembros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en el municipio de San Andrés Larráinzar, consignó el diario El Universal.

Al mediodía, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) marcharon del Monumento a la Revolución al Hemiciclo a Juárez. A esta marcha en la que participaron miles de maestros llegaron docentes de la sección 22 de Oaxaca y de la sección 14 de Guerrero. Durante la manifestación, los profesores se pronunciaron en contra de la criminalización social y del presidente Enrique Peña Nieto. En una de las pancartas de la Coordinadora Estatal de Madres y Padres de Familia de Oaxaca pidieron, además, la reinstalación en sus funciones de todos los maestros que fueron cesanteados. La marcha de profesores de la CNTE llegó hasta el Hemiciclo a Juárez, donde realizaron un juicio político simbólico en contra del gobierno de Peña Nieto, según citó ayer el diario mexicano La Jornada. Por otro lado, el grupo de filiación anarquista autodenominado Coordinadora de las Sombras lanzó un llamamiento a boicotear los Juegos Centroamericanos iniciados en el estado sureño de Veracruz y la campaña de ventas que arrancó este fin de semana en comercios de todo el país.


La organización pidió a los manifestantes que continúen adelante con los incendios en los recintos legislativos, tal como sucedió esta semana con la sede del Congreso en el estado de Guerrero, que fue atacada por un grupo de jóvenes, en un comunicado difundido por la página web del grupo anarquista.

“Es el pueblo rompiendo la ilusión, la falacia de la conciliación y la normalidad. ¡La guerra ya está aquí, es lo que dice el fuego!”, indicó el mensaje titulado “Más de 43 razones para taparse el rostro y luchar”. Al expresar su solidaridad con los estudiantes desaparecidos hace más de mes y medio, la Coordinadora de las Sombras señaló: “El Estado nos mata, porque es una organización criminal”. A siete semanas de la desaparición de los estudiantes de magisterio de Ayotzinapa, quienes fueron detenidos por policías y entregados al grupo criminal Guerreros Unidos, las protestas en el país han aumentado y cada vez se caldean más los ánimos.

Incendios contra el Palacio de Gobierno de Guerrero, las instalaciones de la alcaldía de la ciudad de Iguala y la puerta del Palacio Nacional en Ciudad de México, así como la quema de automóviles, han sido algunas de las acciones de protesta más llamativas de los últimos días.

En este espiral de manifestaciones, ante la falta de respuesta del Estado mexicano, alumnos de escuelas de los municipios de Ecatepec y Tecamac, ubicados en el estado de la capital mexicana, tomaron cabinas de peaje en varias autopistas y dejaron libre el paso a los automovilistas, también en protesta por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

Un grupo de estudiantes ocupó y liberó el peaje de la autopista México-Pachuca el viernes al mediodía y también colocó pancartas en repudio a la política gubernamental. Sólo algunos policías federales se mantuvieron a la expectativa sin intervenir en la protesta, según consignó el periódico capitalino La Jornada. De igual manera, decenas de manifestantes permitieron el paso de automovilistas y pidieron la cooperación voluntaria a los automovilistas que circulaban en ambos sentidos de las carreteras México-Cuernavaca, México-Querétaro y México-Puebla.

En la autopista Cuernavaca-Acapulco se registró la presencia de manifestantes en las cabinas de peaje de Palo Blanco y La Venta sin afectar la circulación. Otro grupo de manifestantes tomó las cabinas ubicadas en el maxitúnel de Acapulco, en el estado de Guerrero. También en la cabina de Acayucan, de la Autopista Isla-Cosoleacaqueb, hubo presencia de manifestantes que no interrumpieron el tránsito, mientras que estudiantes encapuchados de la Universidad Veracruzana ocuparon cinco autobuses del servicio urbano para dirigirse a la carretera Veracruz-Xalapa: su objetivo era tomar la cabina de peaje de Plan del Río.

En el trayecto fueron detenidos por policías federales, quienes bloquearon la autopista y los obligaron a regresar a la capital del estado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada