miércoles, 4 de junio de 2014

¿Quieren saber cómo se construyen las grandes universidades del mundo?

La semana que pasó se conoció una suerte de evaluación -el ránking anual de la consultora global de origen británico llamada QS- que empujó a la Universidad de Buenos Aires siete escalones hacia abajo en relación a la anteriores medición de tan solo un año atrás. Es la principal de la Argentina pero ahora está más abajo de las diecinueve más destacadas de la América latina.

Muy bien. Pero, ¿ustedes quieren saber cómo se construyen las grandes universidades del mundo? Pues pasen y vean.

La Universidad de Nueva York (NYU, por sus siglas en inglés) ofreció disculpas tras un informe que detalla graves abusos cometidos contra trabajadores inmigrantes en su campus universitario recientemente construido en Abu Dhabi. Según el célebre e insospechable New York Times del pasado primero de mayo, cientos de trabajadores fueron golpeados, encarcelados y deportados tras hacer un paro por mayores salarios en 2013. Sólo para ser contratados, los trabajadores pagaron tasas de reclutamiento superiores al equivalente a un año de salarios. Muchos debían trabajar hasta doce horas por día, todos los días de la semana, para ganar el salario que se les había prometido. Los trabajadores fueron obligados a vivir hacinados en apartamentos, en pésimas condiciones. Una gran cantidad de los damnificados -casi como para cerrar la historia con un chiste negro- esperan aún que se les reembolse lo que se les debe.
En su comunicado, la Universidad de Nueva York expresó: “A cada uno de los trabajadores que no recibieron un trato acorde a los niveles que establecimos y cuyas circunstancias no fueron detectadas ni solucionadas, les ofrecemos nuestras disculpas”. Y la conciencia en paz.

Para cerrar y que uno tenga la certidumbre de que si unos hacen es porque otros dejan hacer, se debe agregar que el informe del New York Times fue censurado en los Emiratos Árabes Unidos, donde los distribuidores locales retiraron todas las copias del medio escrito el día en que la historia fue publicada. El periódico yanqui afirma que sus 'socios locales' consideraron que el informe era “demasiado delicado”.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada