sábado, 21 de junio de 2014

Inteligencia artificial

Toda sus entusiasmadas imaginaciones se dieron la boca contra el suelo cuando, en la entrevista y frente a la interrogación "pero luchar con un robot sería excitante, ¿no?", el célebre científico Stephen Hawking objetó. "No, porque perderías".

A Hawking lo conocieron a través de algún capítulo de "Los Simpson" o la serie "The Big Bang Theory", después se enteraron gracias al profesor que se trataba verdaderamente de un genio inmóvil postrado en una silla de ruedas, lo cual lo envolvió de un carácter todavía más heroico. Fue por eso que accedieron a ver el reportaje televisivo que el docente les recomendó.


En la introducción el periodista explica que la inteligencia artificial ya está aquí, y cuenta que a principios de este mes un ordenador pasó por primera vez el 'test de Turing', una prueba diseñada para determinar si una máquina es capaz de pensar como una persona. En el marco del test el ordenador conversa con humanos que no lo ven, y si un 30 por ciento de sus interlocutores no sabe determinar si hablan con una máquina o con una persona, se considera que la computadora realmente posee inteligencia artificial. A continuación llega la pregunta y allí, desde la pantalla, Hawking concluye, en otras palabras, que el desarrollo de la inteligencia artificial podría ser el mayor logro humano, pero por desgracia también podría ser el último si los hombres no aprenden a evitar los riesgos.

Agrega también que los robots inteligentes "serían capaces de diseñar perfeccionamientos para sí mismos y ser más astutos que todos nosotros", dando por descontado que, a partir de cierto grado de desarrollo, las máquinas podrían vencer a los humanos.

Entonces los pibes cambian de canal y buscan el partido de Chile y España. La fábula de que los robots son malos y siempre nos ganan al comienzo, ya se la saben de memoria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada