miércoles, 30 de abril de 2014

Más de dos mil personas participaron de la movilización convocada por las seccionales de La Plata y Ensenada de SUTEBA para reclamar urgentes obras edilicias en más de 100 escuelas de la región

(ANRed. La Plata, sábado 26 de abril de 2013)- Clases suspendidas por establecimientos en mal estado, cables sueltos en las aulas, escuelas que funcionan en un pasillo, charcos en los pisos de los colegios por falta de ventanas o por techos rotos, escritorios y sillas en pésimo estado, salas superpobladas de estudiantes por eternos retrasos en la construcción de más aulas, son algunas de las imágenes del escenario en el que se desenvuelve la educación pública en la mayoría de las escuelas de la Provincia.
“Pasaron más de tres semanas del inicio del ciclo en la Provincia de Buenos Aires, y ya son varias las escuelas sin clases por problemas en su infraestructura. Algunas de ellas son la primaria 30, la secundaria 37 de Arana, la 16 de Los Hornos, la 3 del barrio Mondongo, la 54 de Villa Alba. Como lo venimos advirtiendo esta situación es producto de la falta de responsabilidad por parte de la Dirección General de Cultura y Educación, a cargo de Nora De Lucia, ya que en todo este tiempo no realizaron la inversión correspondiente”, indicó ayer Claudio Vigne, Secretario Gremial de SUTEBA La Plata.

Este seccional, junto a la de Ensenada del mismo gremio docente, convocó ayer a una movilización que terminó siendo una multitudinaria caravana de más de 2000 personas, entre docentes, madres, padres y estudiantes, que se dirigió primero a la Defensoría del Pueblo bonaerense y luego a la Dirección General de Cultura y Educación.

“Olelé, olalá, que arreglen las escuelas y dejen de robar”, cantaban. Los tiempos de los funcionarios no siempre miden todo con la misma vara. Hace poco más de un mes, el Defensor del Pueblo Carlos Bonicatto había dictado un amparo para terminar con el paro docente, con la excusa de proteger a los niños, tan solo unas horas después de haberse reunido con el Ministro de Trabajo Oscar Cuartango y la Directora General de Cultura y Educación. En un breve lapso de tiempo el funcionario parecía convertirse en el salvador de la educación.
El mismo Bonicatto recibió ayer a los y las representantes gremiales pero esta vez no tuvo una respuesta tan veloz para defender el derecho de los niños y las niñas a educarse en condiciones dignas, absolutamente vulnerado según el informe elaborado por los gremios docentes. A pesar de que hay colegios con clases suspendidas por problemas de infraestructura y otros con enormes dificultades para poder dar clase, con las pesadas consecuencias que esto tiene en el desarrollo de la enseñanza, el Defensor del Pueblo dijo que “recién” se estaba anoticiando del asunto y convocó a una nueva reunión para el martes que viene para dar una respuesta a los reclamos. Esta vez, no hubo amparo.
"El día martes le vamos a volver a traer todos los reclamos", dijo tras la reunión Amelia García, Secretaria General de SUTEBA La Plata.

Más de 100 escuelas

La inmensa columna de llena de guardapolvos, con maestros y maestras de jardín, primaria y secundaria, decenas de jóvenes organizados en la Coordinadora Unida de Estudiantes Secundarios (CUES), padres y madres, siguieron luego rumbo a la Dirección General de Cultura y Educación para llevarle un informe detallado a los funcionarios sobre los problemas edilicios que atraviesan más de 100 escuelas de la región.
Allí mantuvieron un encuentro con autoridades de la Dirección Provincial de Infraestructura y la Unidad Ejecutora Provincial. Dicho encuentro se prolongó por más de dos horas, abordándose principalmente las circunstancias de los colegios que tienen serios problemas, algunos con las clases suspendidas. Los funcionarios se comprometieron a armar un cronograma de seguimiento y tratamiento de los problemas “escuela por escuela”.

Sin embargo, para muchos de quienes estaban ahí, este tipo de respuestas no son nuevas. Un ejemplo de ello es la Escuela Secundaria Nº 16, de Los Hornos, a la que se la conoce como “escuela tunel” debido a que desde hace ya dos años los alumnos ingresan a través de acceso de chapa y madera montada sobre terrenos de un vecino de la zona. Además, el establecimiento posee instalaciones eléctricas expuestas y dos pequeños baños en condiciones higiénicas inadecuadas, que deben compartir con los profesores, auxiliares y directivos.

En la misma línea, la Primaria Nº 30, la Secundaria Nº 37 de Arana, la Nº 3 del barrio Mondongo, y la ESB Nº 54 de Villa Alba, continúan sin clases y hasta el momento no habían tenido respuesta alguna. En el relevamiento también figuran escuelas que funcionan en predios prestados y otras con superpoblación de aulas debido a la falta de nuevas construcciones.
“Luego de resuelto el conflicto salarial de principio de año, al gobierno provincial sólo le sigue preocupando la escuela guardería donde lo pedagógico no tiene importancia, donde la importancia de la escuela pública en la formación de nuestros alumnos al estado no le importa, porque en las escuelas faltan aulas, espacio vital para desarrollar el proceso de enseñanza, faltan sillas y mesas, faltan baños, faltan libros”, aseguró Vigne.
De la reunión con los funcionarios participaron también trabajadores de mantenimiento de la DGCyE, que según denunciaron, se encuentran sin trabajo desde septiembre del año pasado, dado que el organismo no les da tareas, mientras que tercerizan obras de construcción o mantenimiento a empresas privadas, gastando millones de pesos más de los que necesitarían si utilizaran la planta de empleados capacitados en dicha tarea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada