domingo, 6 de abril de 2014

El Observatorio Económico y Social de la CGT afirma que la tasa real de desocupación en la Argentina es de 18,2 por ciento

A apenas 6 días del paro general al que convocó contra el Gobierno, la CGT de Hugo Moyano difundió ayer dos estudios de los que surge una crítica radiografía social de la Argentina. En el primero de los informes se detalla que la inflación en el pasado mes de marzo fue del 3,54% y que la de los últimos 12 meses alcanzó el 34,96%. En el segundo estudio se concluye que el índice de desempleo real del país es del 18,22%, lo que significa que “el total de desocupados es de 3.894.500 personas”.

La tasa de desocupación contrasta fuertemente con la difundida por el INDEC en febrero pasado. Según el organismo, al cierre de 2013 el desempleo en el país había caído a 6,4%.

El Observatorio Económico y Social de la CGT, que dirige el sindicalista del seguro Jorge Sola, elaboró un estudio titulado “La desocupación en la Argentina”. Ya en su introducción describe una “trampa” que haría la administración K para que le den mejor los índices.

“La primer maniobra del Gobierno es ocultar la verdadera cantidad de habitantes que están en la búsqueda del trabajo y que marca la población económicamente activa. La cantidad de habitantes en edad de ingresar al mercado laboral es de 22.818.422 personas. Para esta cifra hemos tomado aquellos que poseen 18 años (salida de la educación obligatoria) hasta la edad máxima de 65 años en los varones y hasta los 60 años en las mujeres y hemos excluido los estudiantes en edad terciaria. La Población Económicamente Activa según lo expresado por el Gobierno es de 18.750.000”.

El estudio continúa: “En esa diferencia de 4.068.000 personas se encuentran 1.450.000 estudiantes y el resto, 2.618.000, están asistidos por planes sociales de inserción laboral o supervivencia por parte del Gobierno Nacional. Y esta es la segunda maniobra por la que se oculta el índice real de desocupación”.
Según el texto, “en estos planes de empleo se disfrazan los desocupados que, por temor a perder el subsidio u ocultar su real situación no expresan la vocación de búsqueda del trabajo ante el censista”.

Leer completo el informe de Carlos Galván aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada