lunes, 18 de julio de 2016

La designación de unos 850 investigadores y técnicos que fueron seleccionados el año pasado por concurso permanece parada por una nueva instancia de control del Ministerio de Modernización: el jueves habrá una protesta para exigir la regularización

(Por Gastón Godoy. Página 12, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, viernes 15 de julio de 2016)- Investigadores y becarios del Conicet están reclamando por las trabas que están sufriendo por parte del gobierno nacional unos 850 científicos y técnicos que ganaron sus concursos el año pasado pero que todavía no pudieron incorporarse al organismo. Desde la conducción del Conicet señalaron que los recursos y las partidas están disponibles, pero que todavía no se efectivizan los cargos, algo que “a esta altura no es normal”. Los concursos realizados bajo la gestión anterior están siendo “revisados y validados con la intención de transparentar y agilizar los procesos”, argumentaron desde el Ministerio de Modernización, que a partir del decreto 227/2016 tiene la potestad de evaluar todos los ingresos en la administración pública. En esa instancia están paradas las designaciones de los investigadores y el personal de apoyo.

“Que se acelere el trámite en Modernización, por favor”, pidió Dora Barrancos, directora en representación del área de Ciencias Sociales y Humanidades del Conicet. “Es una contradicción enorme el nulo control que tiene el macrismo en la regulación del mercado y sus leyes, de una perspectiva liberal, en relación con un control sumamente exhaustivo en este tipo de cuestiones de Estado, donde hay una gran centralización”, reflexionó Barrancos, socióloga y docente.

A partir del decreto 227/2016, fechado en enero pasado, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), que es un ente autárquico, ya no puede efectivizar su planta. Hasta el año pasado el único trámite que se hacía para que los concursados ingresaran era enviar las designaciones a la Jefatura de Gabinete, que procesaba los trámites estatales.

El año pasado se concursaron cargos entrar tanto en la carrera del investigador científico (CIC) -que son investigadores de planta del Conicet- como en la carrera del personal de apoyo (CPA) -quienes brindan asistencia técnica en los diferentes institutos del organismo-.

“En total fueron más de 900 concursos aprobados en el 2015, que este año deberían haber sido efectivizados. Lo cierto es que en abril se efectivizaron solamente 50 y del resto no tenemos novedades, son más de 850 que están en stand by”, señaló a este diario Alejandro Muntó, becario del Conicet que pertenece a la organización Jóvenes Científicos Precarizados. Muntó explicó que los concursos siempre se aprobaron en tramos, pero “en un contexto signado por problemas presupuestarios, admitido incluso por nuestras autoridades, y ante una ola de despidos en la administración pública, nos preocupa una demora que ya escapa incluso a lo que es ‘normal’ en el Conicet”.

“Se demuestra una tremenda ineficacia burocrática que va en aumento, es un modelo de control en este aspecto, pero contrario al modelo de no control del mercado”, remarcó Barrancos. Agregó que esta situación genera una gran inquietud e inestabilidad entre los investigadores.

“El jueves de la próxima semana -dijo Muntó- nos movilizamos al Conicet a las diez de la mañana para exigirles a las autoridades que den una respuesta. Además, queremos una reunión con Alejandro Ceccatto” (presidente del organismo). También dijo que esa medida de protesta puede ser “la primera de muchas”, y que podría seguirle otra manifestación ante el Ministerio de Modernización. Muntó se quejó de que el Conicet no tenga delegados paritarios y dijo que ese es un elemento que forma parte de la precarización, porque tuvieron aumentos salariales muy por debajo de la inflación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada