jueves, 11 de septiembre de 2014

El PRO dibujó un diputado de urgencia para frenar el tratamiento de la urbanización de la Villa 20 diseñado por arquitectos de la Universidad de Buenos Aires

Hace ya tiempo se ha elaborado y conoce el trabajo exhaustivo de un grupo de docentes de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires que tiene como fin la urbanización de la conocida como Villa 20 . El proyecto vuelve a estar sobre la mesa cada vez que, con excusas diversas, al gobierno porteño se le ocurre dar rienda suelta a alguna "solución" más rápida y efectiva para el problema social: la represión.

La reunión de la Comisión de Vivienda de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires del último lunes de agosto -según explica un parte de prensa del bloque del Frente de la Izquierda y los Trabajadores (FIT) con fecha del día 30 de ese mes- concentró todas las tensiones políticas derivadas del desalojo de Villa Lugano. Más de doscientas personas, de la Villa 20 y de otros barrios, coparon el salón "Presidente Juan Perón". Durante dos horas los vecinos expusieron su situación: la brutalidad del desalojo ejecutado por la Metropolitana y la Gendarmería nacional; el maltrato y hostigamiento que reciben ahora en los paradores u hogares donde fueron alojados; la vía libre a los narcos por parte del Estado y de sus fuerzas de “seguridad”. 

En ese momento, Marcelo Ramal, diputado por el FIT, mocionó que se colocara en el orden del día el proyecto de urbanización integral del Barrio Papa Francisco y de la Villa 20 en su conjunto, que esa banca presentó junto con otros diputados a partir del mencionado proyecto de Arquitectura de la UBA.  Se encontraban presentes cinco diputados del PRO y cinco de otros bloques de oposición, lo que obligaba al desempate, que en este caso sería favorable al proyecto, por parte del presidente de la comisión.  

El despacho estaba en condiciones de ser aprobado. Fue por esa razón que el macrismo se dedicó a hacer tiempo hasta que se apersonó "de urgencia" el diputado José Luis Acevedo, hasta entonces ausente de la reunión, con el único objetivo de levantar la mano e impedir una votación mayoritaria a favor de la postergada urbanización. La llegada de Acevedo desató el escándalo y el repudio de todos los presentes, y desnudó la hostilidad del sectror que capitanea Mauricio Macri a cualquier iniciativa de urbanización de villas. Lo mismo ocurrió con los reclamos para la sesión de un predio donde puedan erigirse viviendas transitorias a los desalojados, según xe exigió también en la ocasión tanto al gobierno nacional como al de la Ciudad.

Después la comisión se abocó a tratar "pedidos de informes" y declaraciones perdidas. Al cabo de la reunión, Marcelo Ramal señaló: “Es necesario redoblar la campaña por la aprobación del proyecto de urbanización, que será debatido el próximo lunes en reunión de asesores. Todo el movimiento de lucha por el techo debe concurrir a la Legislatura. Es que una victoria en relación a la Villa 20 será un gran punto de apoyo para la lucha por la vivienda a la escala de toda la Ciudad. En segundo lugar,  debemos rodear de solidaridad a los desalojados, a los  que el gobierno pretende dispersar y desmoralizar al dejándolos librados a su suerte”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada