sábado, 2 de mayo de 2015

El bisnes educativo

El asunto, al parecer, empezó con una sanción. Ocurrió este mes, y fue cuando el Departamento de Educación de los Estados Unidos anunció una multa de 30 millones de dólares impuesta a la compañía Corinthian Colleges por tergiversación de índices de colocación laboral.

Corinthian Colleges, una compañía que reúne a una treintena de centros universitarios privados -es decir, con explícitos fines de lucro- por diversos puntos del extenso país del norte, decidió cerrar sus puertas. Los bisnes dejaron, de golpe y porrazo, de ser bisnes.

De este modo los Corinthian Colleges decretaron la interrupción de la educación en curso de más de 16.000 estudiantes, en lo que se considera el mayor cierre de centros de educación superior de la historia de Estados Unidos.


Lee la singular noticia, en particular lo referido a las falsas promesas de colocación  laboral, o sea, trabajo seguro para quienes pagan su cuota sin atrasarse todos los meses, y de inmediato recuerda cuánto le insistió a su hijo que se dejara de joder con Diseño de imagen y sonido en la UBA, que se metiera en la de Palermo o en la UCA en alguna de esas profesiones más tradicionales donde te aseguran el natural desembarco en un buen ámbito de trabajo donde hacer carrera. Se jura no volver a abrir la boca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada