viernes, 29 de mayo de 2015

Crece la precariedad laboral en el mundo: sólo uno de cada cuatro trabajadores tiene un empleo estable (entonces, ¿ustedes de qué carajo se quejan?)

Según publica The Guardian, un aumento de la inseguridad del empleo en el mundo desde la crisis financiera está contribuyendo a que crezca la desigualdad y se eleven los índices de pobreza, según un nuevo informe que estima que sólo la cuarta parte de los trabajadores del mundo tienen contratos permanentes.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) dijo que las otras tres cuartas partes son empleados temporarios o con contratos de corto plazo, o trabajan de modo informal, sin ningún contrato, o son autoempleados o están en empleos familiares no remunerados.

La tendencia mundial de deterioro del empleo seguro amenaza con “perpetuar un círculo vicioso de demanda global débil y creación de empleo lenta” que afecta a muchos países desde la crisis, dijo el organismo de la ONU.

En su Panorama mundial del empleo 2015, el organismo subrayó un aumento del empleo part time, especialmente entre las mujeres jóvenes. En la mayoría de los casos no es por elección.
La remuneración de las personas con esos tipos de contratos suele ser menor.

“En algunos casos, las formas de trabajo no standard pueden ayudar a la gente a entrar en el mercado de trabajo. Pero también esas tendencias emergentes reflejan una generalización de la inseguridad que hoy afecta a muchos trabajadores en todo el mundo”, dijo el director general de la OIT, Guy Ryder.

“El paso que estamos viendo de relaciones laborales tradicionales a más formas no standard de empleo se asocia con el aumento de la desigualdad y de los índices de pobreza”, agregó Ryder.
“Más aún, estas tendencias amenazan con perpetuar el círculo vicioso de demanda global débil y creación de empleo lenta que viene caracterizando a la economía global en el período post crisis”.

La OIT observó que la cantidad de personas en empleos asalariados -en oposición a autoempleados o sin contratos- crece en el mundo, pero menos de la mitad, un 42%, son contratos estables. Los trabajadores con algún tipo de relación asalariada siguen siendo apenas la mitad del trabajo en el mundo.

En los países en desarrollo, el empleo y el salario crecen menos que antes de la crisis, mientras que en las economías avanzadas el empleo no crece y en algunos casos declina, como en el Reino Unido.
La OIT está llamando a los países a extender protecciones sociales, como pensiones y beneficios por desempleo, a trabajadores con formas menos seguras de empleo. En el mundo, sólo el 16% de autoempleados tienen plan jubilatorio, frente a 52% de los empleados.

La OIT también subrayó la reactivación comparativamente más lenta del empleo de las mujeres desde el 2009 en muchas regiones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada