miércoles, 2 de marzo de 2011

Wisconsin, El Cairo: la lucha popular hace que el mundo sea cada vez más un pañuelo (porque la pelea es la misma)

Cerca de ochenta mil personas marcharon el sábado pasado al Capitolio de Wisconsin en Madison como parte de una creciente protesta contra el intento del flamante gobernador republicano Scott Walker, no solo de acosar a los sindicatos que nuclean a los empleados públicos, sino de desarticularlos. El levantamiento popular de Madison sucedió inmediatamente después de los de Medio Oriente. Un estudiante universitario veterano de la guerra de Irak llevaba un cartel que decía “Fui a Irak y ¿volví a mi casa en Egipto?”; otro decía: “Walker: el Mubarak del Medio Oeste”.
La ofensiva de Scott de hecho se ha extendido a otros estados donde los gobiernos buscan que los presupuestos “cierren” y no encuentran para lograrlo mejor manera que atacar los gremios y las discusiones paritarias de los salarios y las condiciones laborales, achicar la salud y la educación pública y los derechos populares.
Ojo al piojo, no sólo crecen como respuesta las movilizaciones de los laburantes yanquis, en particular de los maestros y estatales en general: en Madison circuló una simbólica foto de un joven en una manifestación en El Cairo con un cartel que decía “Egipto apoya a los trabajadores de Wisconsin: el mismo mundo, el mismo dolor”. La pelea es la misma.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada