viernes, 18 de marzo de 2011

El hambre y la indigencia en la Argentina

Un informe de la FAO (Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas), correspondiente al año 2008 y denominado “El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo”, asegura que el hambre mundial aumentó dramáticamente y alcanzaba ya a 963 millones de personas, 40 millones más que el año anterior y 115 millones más que en el bienio 2003-2005. La crisis financiera internacional actual es posible que haya agravado la situación.
La causa principal el incremento de precios de los alimentos. Según la misma entidad, los precios de los principales cereales al comenzar el año 2009 se encuentran un 20% más altos que durante el año 2006. El informe también detalla que el alza de los precios de los alimentos significó 51 millones más de personas hambrientas.
Según Claudio Lozano y Tomas Raffo (IPYPP), para el caso de la Argentina, a la dificultad de dar respuesta a esta deuda social pendiente desde los distintos modelos de política económica que tuvieron vigencia hasta la actualidad se adiciona uno nuevo: el desconocimiento del gobierno de una parte importante de esta problemática social a partir de su subestimación en las mediciones oficiales. Actualmente, según el INDEC intervenido, la pobreza alcanza al 12% de la población (4,8 millones de personas), mientras que la indigencia afecta al 3,1% (1,2 millones de personas). Sin embargo, tanto la alteración en la medición de los precios a partir de la intervención oficial, como la vigencia de una metodología que no tiene en cuenta los cambios en el patrón de consumo, llevan a que estas tasas se encuentren subestimadas en un 61% y en un 77% respectivamente. Es decir, el INDEC oculta la existencia de casi 7,4 millones de pobres, de los cuales 4,2 millones están pasando hambre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada