jueves, 10 de noviembre de 2016

Tecnologías de última generación

De pronto se acuerda de aquella historia. De cuando el calor pega, y fuerte. Así como ocurre con el frío durante los meses de invierno, del mismo modo sucede cuando la temperatura comienza a alzarse de manera dramática desde mediados de noviembre. Y sobre todo a la hora de la siesta. Las poco amables edificaciones que ayer nomás fueron fábricas de vaya uno a saber qué y hoy han sido recicladas como sedes donde se amontonan los estudiantes del Ciclo Básico Común multiplican cualquier catástrofe climática.

Los estudiantes estaban bien dispuestos en sus bancos, preparados para el segundo parcial escrito y cuando él, el docente, atento a los rostros cruzados por el sudor, el suyo propio inclusive, lanzó la pregunta el dilema se instaló inmediatamente, como un dilema filosófico.

La cuestión era que el aula tenía un ventilador. Resultaba poco uno solo para la cantidad de espacio a cubrir, hay que conformarse. Pero eso no era lo peor. Y la duda en contestar sí o no a una interrogación tan sencilla como ¿enciendo el ventilador? tenía que ver con la experiencia acumulada.

Porque el bicho de metal la primera vez que fue encendido al cabo de unos minutos comenzó a chirriar como cachorro agonizante y fue imposible tolerarlo. En la segunda ocasión las aspas decidieron moverse en cámara tan lenta que perturbaba a todo el mundo que permanecía tenso, ansioso y haciendo fuerza como para que finalmente se decidiera a arrancar. La tarde anterior ni bien dieron vuelta a la perilla la máquina comenzó a zarandearse de tal modo que el sentimiento generalizado fue que se estaban jugando la vida, o más bien el pescuezo…

Así que ni bien el profesor dijo ¿enciendo el ventilador? se produjo ese silencio infinito que nadie se animaba a romper.
La anécdota viene a su memoria ahora que escucha por la radio a la secretaria académica de la Universidad de Buenos Aires argumentar el porqué, después de tres décadas, de las innovaciones de programa del Ciclo Básico Común a partir de la incorporación del mundo abierto por las nuevas tecnologías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada