domingo, 6 de noviembre de 2016

“La clase alta no busca tanto escuelas de excelencia, sino una red de relaciones”, dice la antropóloga Victoria Gessaghi

"(...) –La última prueba PISA arrojó que los alumnos argentinos más ricos tienen el mismo nivel educativo que los pobres de Estados Unidos. ¿Las clases altas reciben realmente una educación de calidad?
Victoria Gessaghi: -Los sentidos de “calidad” son diversos. No se asocian necesariamente al acceso a determinados conocimientos. No es que las escuelas sean malas, pero para ellos la excelencia académica no es lo principal, sino que tienden a poner el foco en los valores, la importancia de que la escuela forme buenas personas, el valor de la familia o el deporte. También se prioriza el ambiente, la posibilidad de construir una red de relaciones: entre los chicos y, en consecuencia, entre los adultos.
¿Qué relación tienen estos sectores con la educación pública?
–Las familias tradicionales eligen escuelas católicas o laicas bilingües, mayormente privadas. En las generaciones previas había más posibilidades de pasar por la escuela pública. Pero a diferencia de los sectores medios, que empezaron a abandonar el sistema público a fines de los años 60, las clases altas comenzaron a elegir las escuelas confesionales y conformar un circuito alternativo a principios del siglo XX. La universidad pública, en cambio, sí sigue siendo una opción para ellos. Es una oportunidad para “salir de la burbuja” y mezclarse con otros sectores sociales, una cuestión que valoran. (...)"
El reportaje completo, realizado por Alfredo Dillon, puede leerse en el Clarín de hoy. Las afirmaciones de Gessaghi son por demás interesantes para enlazar con los conceptos de capital simbólico y habitus desarrollados por Pierre Bourdieu, en este caso en relación al ámbito escolar, y especular acerca de si una apuesta similar -en algún caso real y en otros ilusoria- mueve también a los sectores medios hacia la escuela privada. Pero, bueno, habrá, que leerse el libro completo de Gessaghi, La educación de la clase alta. Entre la herencia y el mérito, publicado por la editorial Siglo XXI este año. La introducción del volumen se encuentra en su versión on line aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada