jueves, 24 de noviembre de 2016

El humo negro

Finalmente fueron miles de trabajadores los que marcharon y bloquearon la puerta del Ceamse (Coordinación Ecológica del Área Metropolitana Sociedad del Estado) en el kilómetro 29. Fue allí, en González Catán, partido de La Matanza, el lunes 30 de octubre de 2006, exigían el cierre definitivo del basural.


Según recuerdan quienes ´participaron y quienes no pero viven en la zona, las maestras y los estudiantes levantaban las clases para marchar al corte; los comerciantes hicieron llegar incontables bidones de agua y alimentos para sostener la medida. Casi todas las noches hubo improvisados festivales musicales de solidaridad con una gran concurrencia de jóvenes. Casi todos los días se realizaron multitudinarias asambleas para discutir y resolver cómo la seguían,

Iban a ser tres jornadas, pero decidieron continuar frente a la calma chicha y las excusas del gobernador Felipe Solá, y del intendente Alberto Ballestrini. La intendencia había declarado entonces  la “emergencia sanitaria”, porque los desechos no podían ingresar en el basurero y se acumulaban en los camiones. En la madrugada del 3 de noviembre se desató la represión y la policía se llevó detenidos a varios manifestantes, en su mayoría militantes piqueteros.

No vamos a aflojar justo ahora, se decían unos a otros mientras se congregaban frente a la comisaría para que exigir que larguen a los “demorados” y organizaban una nueva manifestación; tenemos que terminar de una vez con todas con el humo negro que se adueña de todo, y ese olor a mierda. Aquellos sucesos ya forman parte de la historia del barrio, y el reclamo sigue vivo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada