martes, 24 de febrero de 2015

Finalmente apareció la propuesta de aumento salarial docente del gobierno de Santa Fe: mucho para debatir, nada para festejar

(Asociación del Magisterio de la provincia de Santa Fe -Amsafe-, regional Rosario, sábado 21 de febrero de 2015)- El lunes desde las 18 horas discutiremos la propuesta y las acciones a seguir en la Asamblea Departamental. Luego vendrá el debate y la votación en las escuelas.

El día lunes desde las 18 discutiremos la propuesta y las acciones a seguir en la Asamblea Departamental. Luego vendrá el debate y la votación en las escuelas. Para el análisis y la consideración presentamos el Acta Paritaria y las primeras consideraciones que hacemos desde la CD de Rosario. Apostamos así al debate y a la participación de todos y cada uno de los compañeros.


Algunas consideraciones sobre la propuesta

La propuesta otra vez es en cuotas y nos plantea en los hechos una nueva rebaja del salario real: apenas 17% de aumento (promedio) en marzo para llegar a un 31% (promedio) en julio (para cobrar en agosto); esto está  varios puntos por debajo del deterioro de nuestro salario causado por una inflación real del año pasado que estuvo entre el 35% y el 40%.

Pese a que la inflación continua, el acuerdo paritario no prevé ninguna posibilidad de reapertura de la discusión. En los hechos pretende definir claramente que estos serán los salarios hasta marzo del 2016.

Aunque estamos transitando febrero el aumento se propone a partir de marzo a cobrar en abril. Pretenden compensar esto con la suma “en negro” para materiales y postergando así una vez más a los compañeros jubilados que no recibirán un centavo de esto.

La propuesta mantiene o establece nuevos “achatamiento” de las escalas salariales:

-Las horas cátedra vuelven a ser particularmente afectadas: la primera parte del aumento es de apenas el 14%, y para los compañeros sin antigüedad la relación de 1 a 15 que estable en el nomenclador se transforma en 1 a 30 en el salario de bolsillo (hacen falta acumular 30 horas cátedra para cobrar el equivalente al cargo testigo)
-La escala de antigüedad se mantiene achatada. Para el cargo de maestro, el del 120% cobra solo un 40% más que el maestro inicial
-También se achata la escala jerárquica y los directores reciben un aumento menor que los cargos de base.
-Prácticamente todos los cargos de base aparecen aplastados en los piso de cada tramo de antigüedad. 
Recién en los tramos de mucha antigüedad los cargos de más puntaje (maestro de enseñanza diferenciada o de enseñanza práctica) logran sacar una leve diferencia.

Las asignaciones se mantienen congeladas en uno de los valores más bajos de todo el país.

La no modificación de las tablas del impuesto a las ganancias hará que los compañeros que hoy sufren este robo al salario vean que una parte significativa del aumento se lo llevará este impuesto. 

Por fuera de lo salarial, el acta paritaria no propone ningún avance significativo. No se entiende mucho por qué cada año deben poner como “acuerdo paritario” que va a haber concurso de ingreso en Inicial, Primaria y Especial. Más absurdo resulta escribir en el acta que se va a “finalizar el concurso de Supervisión” o que se va a “continuar con el concurso de ascenso a cargos directivos”.

Lo mismo podríamos decir sobre cada uno de los otros puntos; simples pedidos de la parte gremial o expresiones de buenos deseos en donde el gobierno no se compromete en nada serio que tenga que ver con nuestras condiciones de trabajo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada