domingo, 8 de febrero de 2015

Docentes marcan desacuerdos sobre el “aumento del verano”: el plenario de la Federación de Educadores Bonaerenses (Feb) dijo que la mejora del 8% pertenece al acuerdo de 2014; para el gobierno entra en la paritaria de 2015

(El Día. La Plata, sábado 7 de febrero de 2014)- El lunes volverá a reunirse la comisión técnica salarial de la paritaria docente y se espera que el gobierno bonaerense presente a los gremios la primera oferta de aumento anual. Pero, frente a ese encuentro, ya se hizo público que la mirada de los maestros sobre el incremento que fijó el Ejecutivo para los meses de verano es muy distinta a la de las autoridades.

Como anticipó este diario en su edición del 30 de enero, para las entidades que integran el Frente Gremial Docente la mejora del 8,28 por ciento que se aplicó sobre el sueldo de bolsillo de la maestra de grado sin antigüedad forma parte de la paritaria 2014. En cambio, para el Gobierno es a cuenta del futuro acuerdo para el 2015.

La postura gremial, que básicamente se asienta en la idea de que el Ejecutivo “no atendió la fuerte pérdida del poder adquisitivo que padeció el salario docente el año pasado, ni aplicando la cláusula de revisión del acuerdo paritario (2014) ni otorgando una suma fija”, se oficializó el jueves durante el plenario de secretarios generales de la Feb que se llevó a cabo en nuestra ciudad.

En el denominado Manifiesto de los secretarios generales de la Feb, que consta de cuatro puntos redactados en términos muy simples y directos, se expresa en una de las conclusiones: “La recomposición salarial de enero y febrero de 2015 corresponde a la negociación 2014”.
Hace una semana, un gremialista fue muy gráfico al explicar cómo se traducirá sobre la mesa de negociación esa posición.

Dijo que los sindicatos apuntan a “cerrar un acuerdo de marzo a marzo (2016), sobre un piso alto que ya se logró con la mejora que se otorgó y que se cobrará con los sueldos de enero y febrero”.

En ese contexto, puso un ejemplo. “Si nosotros consensuamos pedir un 40 por ciento de incremento salarial de bolsillo, no vamos a solicitar el 32 por el aumento que se dio el 5 de enero, porque ese 8,28 lo tomamos a cuenta, y en una muy pequeña proporción, del poder adquisitivo que perdimos el año anterior”, resaltó.

Pese al pronunciamiento institucional de la Feb, los dirigentes gremiales ayer no realizaron declaraciones. Y es que, según pudo saberse, nadie quiere confrontar a causa de que ambas partes están “conformes” por haber comenzado a negociar con “tanto tiempo de antelación”, y tienen “buenas” expectativas de arribar a un acuerdo.

Pero ello no impidió que fuentes del ministerio de Trabajo dejaran caer que el acta que se firmó aquel 5 de enero es “muy clara respecto de que el aumento es para este año”.

Ese acta, tras enumerar a todos los presentes en la reunión de la comisión técnica salarial, dice textualmente: “Toma la palabra el ministerio de Economía (...) y hace mención a que expondrá una propuesta enfocada sobre la calidad del salario de los trabajadores docentes, recomponiendo prioritariamente su escala salarial mediante la incorporación de dos bonificaciones al sueldo básico. Cree importante destacar que se trata de un primer tramo de la paritaria 2015 que abarca los meses de enero y febrero del presente año...”.

El acta es clara y la postura de los gremios es firme. Desde el lunes, cuando se ingrese en la fase dura de la negociación, se sabrá si esas miradas opuestas convergen o se alejan. Por ahora, las aguas bajan calmas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada