miércoles, 20 de agosto de 2014

Orientación vocacional

Es un esfuerzo de todos nosotros, dijo el rector en el momento de su lanzamiento. No en todos los establecimientos hay talleres de orientación vocacional, así que se trata de una iniciativa particular de este colegio y sería muy bueno que la aprovechen y le saquen bien el jugo.

Es por demás común que los jóvenes que están cerrando sus estudios secundarios se encuentren desorientados, que no sepan muy bien qué dirección tomar cuando concluyan el quinto año, tanto en lo que respecta al seguimiento de estudios terciarios o universitarios, como en lo que tiene que ver con la inserción laboral.


Así que uno de los quintos concurrió a las reuniones después de hora en el primer cuatrimestre y ahora les toca a ellos, quienes han heredado la cara de asco de sus compañeros acerca de los tests que les hicieron hacer y toda suerte de recomendaciones de la docente a cargo. Al parecer lo mejor fueron las visitas a algunas facultades de la UBA, pero, bueno, allí quienes hablaron fueron otros.

Saben, pues, que la pregunta de rigor para abrir el fuego de la primera clase va a sonar algo así como: “a ver, ¿cómo e piensan ganar la vida cuando se reciban?”. Y aunque sus amigos le aconsejan que mejor no, él se preocupo por recortar del diario una curiosa noticia que espera ofrecer como propia y única respuesta. El titular dice: “Pintaba loros con colores llamativos y los vendía como aves exóticas".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada