viernes, 22 de agosto de 2014

La ruinosa situación de la economía criolla de cara el segundo semestre de 2014 y sus efectos en la salud y la educación de los argentinos

En un informe publicado por el periodista especializado Ismael Bermúdez se desataca que, debido al default que atraviesa la economía argentina, se espera una fuerte emisión de pesos. Diversos analistas prevén que si no se alcanza un arreglo con los fondos buitre, caerá el ingreso de divisas y el Central deberá auxiliar al Tesoro emitiendo $ 130 mil millones para cumplimentar el pago de deudas y gastos ya comprometidos. De ahí que se espere -sostiene- un déficit mayor para la segunda mitad del año, lo que elevaría a más de  200.000 millones de pesos el desequilibrio de las cuentas públicas de este 2014.

Entre los testimonios citados vale la pena destacar el del ex Secretario de Hacienda, Jorge Sarghini, que posibilita mensurar el la vida de los simples mortales de este país los efectos de tal situación:

"(...) la contrapartida, con excepción de pocas provincias, es el déficit en la prestación de servicios, que requieren no sólo de empleados provinciales, vaya si los hay, sino también de inversión y compras de bienes de consumo. Por ejemplo, en los primeros meses del año la provincia de Buenos Aires, que influye de manera determinante en el conjunto y expresa lo que sucede en la mayoría, gastó en bienes para el sistema educativo, menos de 700 pesos por escuela y por mes. En Seguridad el panorama no es mejor: el gasto en bienes de consumo, que incluye entre otras cosas, nafta, neumáticos y repuestos para patrulleros, ha sido de apenas un peso por mes y por habitante. Los comedores escolares han reducido en un 30% la cantidad de raciones; las cárceles se encuentran con insuficientes fondos para abastecerse adecuadamente de comida e insumos, y los proveedores deben aceptar títulos públicos ante las demoras en pagarles".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada