viernes, 12 de noviembre de 2010

Elkie Brooks y Vinegar Joe

Vinegar Joe es una banda de rock inglesa de comienzos de los años setenta y de bien efímera vida. Las enciclopedias especializadas suelen calificarla como una suerte de respuesta del “otro lado del océano” a la atronadora irrupción del rock sureño estadounidense y al relanzamiento del soul y el blues blancos con fuertes vocalistas al frente, a la manera de Delaney & Bonnie.
Los Vinegar eran los naturales descendientes de una formación anterior que había sabido cosechar cierto éxito local; se llamaba Dadá.
La agrupación musical fue convocada, reinventada e inspirada por Chris Blackwell, el mandamás de Island Records. Pete Gage se convirtió en su guitarrista, Steve York se hizo cargo del bajo, Tim Hinkley y un poco más tarde Mike Deacon de los teclados, y varios desfilaron por la banquetita de la batería: desde Keef Hartley hasta Pete Gavin, pasando por John Woods y Conrad Isidore. Pero la figura descollante de Vinegar Joe fue su cantante, la impactante Elkie Brooks, al punto que la tarea de Robert Palmer (quien un poco más tarde se convertiría en una figura bien destacada del pop-rock comercial) casi pasa desapercibido metiendo algunos coros y la guitarra de acompañamiento.
Vinegar Joe dejó tres discos. Rock’n’Roll Gypsies, Vinegar Joe y Six Star General, de 1972 (los dos primeros) y 1973.


Dicen que en vivo la banda sonaba fuerte, y ofrecía algunos puntos altos para el entusiasmo del público como su versión del clásico de Jerry Lee Lewis,  “Whola Lotta Shakin’ Going On”, que está en el disco que aquí queremos destacar, el primero, Rock’n’Roll Gypsies, y donde no suena tan convincente. Cada tanto se suele compilar o seleccionar de este mismo álbum el cover que realizaron del “Angel” de Jimi Hendrix, pero no es lo mejor. Al igual que con “Forgive us” parecen ser testimonios de hasta dónde fueron empujados para meter alguna baladita de éxito que les permitiera darse a conocer y vender algunos ejemplares.


Lo mejor es el arranque del disco. El contrapunto entre los teclados y la voz en la canción que da nombre al conjunto;  y “Charley’s Hporse” y “Falling”, es decir canciones de rock fuertes que de a poco se van convirtiendo a lo mejor de la tradición soul-gospel. En ese despliegue, la voz de Elkie Brooks (la chica en el centro de la foto que acompaña) es para destacar. Con posterioridad, y hasta donde sabemos, su talento se fue esfumando en la tarea solista a través de una multitud de presentaciones y grabaciones bien convencionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada