martes, 30 de noviembre de 2010

El proceso de Edward Simon

El proceso es el apelativo de reminiscencia kafkiana que el pianista venezolano Edward Simon eligió para el álbum que grabó en 2003. Para no pifiarla eligió a John  Patitucci para que se hiciera cargo del contrabajo (escuchen su trabajo en “Calabria”, una de las piezas más destacadas) y a Eric Harland de la batería. El resultado es el del power trío por antonomasia del jazz contemporáneo. 


Eligió también algunos standards (el “ajeno” y tradicional “Woody’n You” es uno de los arreglos más logrados) para intercalar con las composiciones propias. El resultado es más que aceptable. Arreglos clásicos pero eficaces e imaginativos, y cada tanto algún quiebre o pata fuera del plato (“The Process”, el lírico “Reprocess”, la folklórica “Tonada del cabrestrero”) para exorcizar toda monotonía.
La capacidad técnica de Simon y sus dos acompañantes queda fuera de discusión al minuto de escuchar el disco; a partir de entonces la duda es si la fuerza y la imaginación serán también convidadas. Y sí. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada