jueves, 11 de octubre de 2012

Crónica de otra muerte anunciada: en Santiago del Estero asesinaron Miguel Galván, miembro del Mocase-VC


Miguel Galván, miembro del Mocase-VC fue asesinado, de una puñalada en la yugular, por Paulino Riso en el Paraje Simbol, al norte de Santiago del Estero.
Esta tarde (miércoles 10 de octubre), alrededor de las 14:20 horas, Paulino Riso, sicario de Figueroa, empresario de Salta, fue a la casa de la familia Galván a provocar como tantas otras veces, sólo que esta vez con la intención de matar.
Familias del paraje Simbol venían siendo hostigadas por sicarios de la Empresa Agropecuaria Lapaz SA, de Rosario de la Frontera (Salta), la cual pretende alambrar parte del territorio de las comunidades indígenas Lule Vilela, quienes el pasado 15 de septiembre han realizado la primera etapa del relevamiento territorial.
Miguel y Rafael Galván, en diversas oportunidades han denunciado ante la policía de Monte Quemado las amenazas de muerte y golpizas que Paulino Riso, Hortencia Valderrama y su marido, Eulogio Rizo, patrón les venían haciendo.
Este hecho fue denunciado en distintos ámbitos judiciales y ejecutivos: en la policía, en la dirección de bosque por la tala indiscriminada de estos empresarios, ante el juez Torrelio de Monte Quemado y ante el Comité de Crisis, quienes hace 15 días constataron la gravedad de los sucesos contra las familias por parte de empresarios y bandas armadas comandadas por Tala Aranda.
El gobernador Gerardo Zamora, una vez más, es responsable de la  muerte de un campesino indígena, como lo fue la de Cristian Ferreyra, asesinado el pasado 16 de noviembre.
Echamos señales a todos lados, todo el tiempo, advirtiendo lo que pasaría sino actuaban a quienes corresponde desarmar las bandas armadas, guardias blancas de empresarios como Enrique Pagola, Lopresti del Quebrachal, Safir Saa, Carlos Cejas, Raúl Micoli y otros que arrebatan las tierras y la vida de nuestros compañeros.
Son conscientes de sus responsabilidades políticas los funcionarios santiagueños inoperantes y cómplices de estos asesinatos de los guardianes de la producción campesina indígena.
Exigimos juicio y castigo para los responsables materiales, ideológicos y políticos del asesinato de Miguel Galván.
Exigimos aprobación urgente  de la ley contra los desalojos de campesinos.

Convocamos a todas las organizaciones sociales a concentrarnos el jueves 11 de octubre, a las 13 horas, frente al Congreso para repudiar los asesinatos de los campesinos en defensa de sus tierras y aprobación de la Ley Cristian Ferreyra, que fuera presentada hace un año al Congreso Nacional.
¡Miguel Galván y Cristian Ferreyra viven! ¡La lucha sigue!

Movimiento Campesino de Santiago del Estero -Vía Campesina




Salta, 11 de octubre de 2012
Repudio

La Comisión Directiva de ADIUNSa (Asociación de los Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Salta) expresa su enérgico repudio por el asesinato del militante campesino Miguel Galván, perteneciente al MOCASE-VC (Movimiento Campesino de Santiago del Estero).
Galván había recibido reiteradas amenazas por parte de empresarios agropecuarios; según el MOCASE-VC, venía siendo hostigado por sicarios de una empresa de Rosario de la Frontera que pretende alambrar territorios pertenecientes a la comunidad Lule-Villela.
Esta comunidad enfrenta la expansión de la superficie destinada al rentable cultivo de soja, en desmedro de la producción de subsistencia, avasallando las tierras comunitarias.
Hace casi un año, en circunstancias similares, había sido asesinado el campesino Cristian Ferreyra.
Reclamamos el esclarecimiento de este hecho, el castigo de los culpables, y la intervención de las autoridades para que no se repitan estos crímenes. Asimismo entendemos que el gobierno nacional debe actuar en defensa de las comunidades originarias y de los pequeños campesinos y productores agropecuarios, reviendo la política que favorece la sojización y el monocultivo.

por Comisión Directiva:
Carmen Hernández, Secretaria General
Jorge Ramirez, Vocal


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada