jueves, 13 de septiembre de 2012

El paro de los maestros de Chicago entró en su cuarto día mientras los conserjes anunciaron que realizarían una movilización de solidaridad con los huelguistas


Los maestros de las escuelas públicas de Chicago siguen con su histórica huelga por cuarto día. El miércoles, miles de maestros y sus partidarios se concentraron frente a tres escuelas locales. En medio de las protestas, dirigentes sindicales y funcionarios escolares parecen estar haciendo algún avance hacia un acuerdo que pondría fin a la huelga. La Presidenta del Sindicato de Maestros de Chicago, Karen Lewis, salió de las negociaciones tarde en la noche del miércoles, diciendo que estaba "muy feliz" con el estado de las conversaciones con respecto a la cuestión clave de las evaluaciones docentes. Otros temas en discusión incluyen un proceso de restitución de los maestros despedidos debido al cierre de escuelas, fusiones y reestructuras. Mientras tanto, los maestros de la zona cercana de Lake Forest iniciaron el miércoles una huelga propia luego de que fracasaran las tratativas para llegar a un acuerdo por salarios y beneficios. También el miércoles, Tom Balanoff, de SEIU Local 1 (sindicato de empleados de servicios), anunció que los conserjes de Chicago realizarían una huelga de un día en solidaridad con los maestros.
Balanoff dijo: “Muchos de nuestros miembros se contactaron y dicen que les gustaría honrar el piquete. Nuestros contratos estipulan que tenemos que dar aviso con 48 horas de anticipación. Hoy mandamos el aviso a nuestros empleadores diciendo que el viernes habrá miembros de Local 1, conserjes, que se quedarán afuera y apoyarán a los maestros en lugar de ir a trabajar".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada