sábado, 21 de diciembre de 2013

Silvina Ocampo dixit (o sobre la poesía)


Leemos en la revista de La Nación (Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 3 de noviembre de 2013, pág. 42), en medio de un artículo titulado “Aquellos años felices”, que el periodista Martín Wain cita unos versos de Silvina Ocampo que dicen: “Reinabas sobre el mundo más adverso / como si no te hubiera lastimado. / Nos une siempre la naturaleza: / el árbol una flor una tarde las barrancas /misterios que no rompen la armonía”. Pertenecen al poema “El ramo”, dedicado a su hermana Victoria y escrito unos días después de su muerte.

De pronto nos acordamos de haberlo leído alguna vez completo, y que nos gustó, algo que no suele ocurrirnos con la poesía de Silvina Ocampo.

Releído el fragmento con atención, advertimos que todo la poesía contemporánea que nos importa se escribió a contrapelo de lo que sugiere la estrofa. Toda la poesía contemporánea que nos importa es lastimadura y desencaja cualquier posibilidad de armonía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada