sábado, 25 de diciembre de 2010

Dopamine, de Mark Decena

John Livingston interpreta a Rand Forrester, un diseñador de software de animación excesivamente analítico que, en los recreos, pretende entender sus reservas sobre el amor. Sabrina Lloyd es Sarah McCulley , una maestra de jardín de infantes inflamada de angustia posmoderna y tontas obsesiones personales que siempre le juegan en contra. El brasileño Bruno Campos interpreta al seductor Winston. Más o menos ahí, con ese trío, más Sam, la hija dada en adopción, se arma ese raro melodrama que se llama Dopamina. De 2005, dirigida por Mark Decena.
Koy Koy, Ki Ki, hay algunos elementos de animación algo pedorros que conspiran contra el resultado final, que es bastante aceptable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada