jueves, 7 de abril de 2016

Universidad: el impacto académico del ajuste

(Página 12, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lunes 4 de abril de 2016)- Ante el recorte de la inversión pública, la inflación y el incremento de tarifas, los rectores manifestaron su preocupación por el sostenimiento del presupuesto, los docentes exigen un aumento del 40 por ciento y los alumnos un boleto educativo.

Diferentes sectores de la comunidad académica comenzaron a plantear reclamos por el impacto en el sistema universitario del ajuste que está aplicando el gobierno nacional. Mientras los docentes esperan esta semana una primera oferta salarial en el marco de las paritarias –con paros y protestas ya previstos para mitad de mes–, los estudiantes retomaron la exigencia de un boleto educativo y los rectores adelantaron su preocupación “por la cuestión presupuestaria y por la continuidad de los contratos-programas” vigentes entre universidades y el Estado nacional.

Rectores. El plenario del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) –el cuerpo que reúne a los rectores de todo el país– comenzó a sesionar ayer en la Universidad Nacional de Avellaneda y concluirá hoy. “La gran preocupación es el tema presupuestario y cómo van a seguir los contratos-programa y algunos convenios que se venían desarrollando en los últimos años y no sabemos cómo van a continuar”, dijo el presidente del CIN, Jorge Calzoni. “Seguramente –agregó el rector de la Undav– habrá algún planteo por algunos editoriales de medios nacionales que nos preocupan y que ponen en situación que no corresponde a todas las universidades nacionales.” Ayer se presentó en el plenario el secretario de Políticas Universitarias, el radical Albor Cantard: “Todo el equipo de la SPU tiene el compromiso de un mismo horizonte. Estamos convencidos de que al sistema universitario y al país tiene que irles mucho mejor”, dijo. Los colaboradores de Cantard expusieron los ejes estratégicos en los que enfocan su gestión: la calidad educativa integral, la formación docente, la equidad educativa, el futuro y el trabajo, la evaluación para la mejora y la educación física. Hoy el CIN definirá a sus nuevas autoridades; según el acuerdo político vigente, después de una presidencia en manos del bloque de peronistas y aliados, será el turno del bloque liderado por el radicalismo: ayer se mencionaba como posibles candidatos al presidente de la Universidad de La Plata, Raúl Perdomo, y el rector de la Universidad del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires, Guillermo Tamarit.

Docentes. Las paritarias de los profesores universitarios comenzaron la semana pasada, con una primera reunión convocada por el Ministerio de Educación. Los funcionarios no presentaron ninguna oferta y se limitaron a recibir las peticiones de los gremios: las federaciones Conadu, Conadu Histórica y Fedun exigen un aumento salarial de entre el 40 y el 45 por ciento, según los casos, con una cláusula de revisión dentro de seis meses, para enfrentar la inflación y los aumentos de tarifas. Este miércoles Educación convocó a una segunda reunión, en la que se espera la demorada oferta de incremento. Tras las medidas de fuerza realizadas la semana pasada (que incluyeron una huelga nacional y una carpa montada frente al Palacio Sarmiento), Conadu Histórica ya convocó a un nuevo paro de 72 horas del 13 al 15 de abril y Conadu prevé realizar una jornada de protesta el 14 (con asambleas y clases públicas) y parar también en todo el país el viernes 15.

Estudiantes. Ante el aumento de las tarifas del transporte, anunciado la semana pasada por el gobierno nacional, las federaciones estudiantiles de Buenos Aires (FUBA) y de La Plata (FULP), además pronunciase en contra del tarifazo, plantearon la urgente necesidad del boleto educativo para evitar la deserción. En particular, la FULP y organizaciones estudiantiles del conurbano reclamaron la implementación del boleto educativo provincial, aprobado por la legislatura bonaerense en agosto pasado, pero nunca reglamentado ni puesto en marcha. “El tarifazo anunciado se da en el contexto de un ajuste más general impulsado por el gobierno de Mauricio Macri y afectará duramente sobre el bolsillo de los estudiantes. El aumento del transporte público impacta directamente sobre la asistencia en las universidad, aumentando la deserción. Consideramos más urgente que nunca la creación de un boleto educativo que incluya a todo el área metropolitana y más y mejores políticas para el acceso y la permanencia en la educación superior”, dijo Adrián Lutvak, copresidente de la FUBA. Y Darío Estévez, titular de la FULP, apuntó: “La enorme inflación, el aumento de precios y de los servicios públicos, los despidos y otras políticas de ajuste marcan la urgencia de la implementación del boleto educativo”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada