jueves, 14 de abril de 2016

Carta abierta a los profesores universitarios

Estimados colegas:

El miércoles 6, el gobierno volvió a convocar a una segunda reunión de la mesa salarial. Presentó una propuesta que consistió en un incremento en dos cuotas: la primera, de 15%, a 1º de mayo; la segunda de 10% a 1º de agosto, no acumulativo (es decir, el último porcentaje se calcula sobre el actual sueldo congelado) y hasta fin de abril.

La propuesta fue rechazada por la CONADU Histórica por estar lejos de lo que necesitamos los docentes preuniversitarios y universitarios para recomponer nuestros salarios, habiendo recibido nuestro último incremento en setiembre del año pasado. También lo rechazaron las otras federaciones docentes. Por el momento no hay fijada por parte del gobierno ni de los rectores una nueva reunión.

Por tal motivo, y sobre la base de las resoluciones del último Congreso de la Conadu Histórica realizado en la carpa, ratificamos el paro de 72 horas, sin actividades, para el miércoles 13, jueves 14 y viernes 15 próximos. El último día instalaremos otra Carpa frente al Ministerio de Educación, al que invitamos a todos los compañeros, donde sesionará el Congreso de la Federación.

Como lo señalamos en un comunicado anterior y en los debates en las salas de profesores: Muchas y muchos compañeros estarán pensando que, con los paros anteriores y la semana santa, seguramente se resiente el dictado de clases. Y es así. Lo que planificamos ajustadamente a principio de año deberá acomodarse a esta nueva situación.

Pero o profundizamos el plan de lucha en estas semanas o el gobierno de Mauricio Macri nos impone un tope salarial, en cuotas, que destrozará nuestros salarios y condiciones de trabajo.
No hace falta recordar lo que tenemos presente todos los días. Entre la primera y la segunda reunión paritaria, el Gobierno anunció un tarifazo en el transporte y ya empezamos a recibir las facturas de los servicios que aumentaron en porcentajes astronómicos. Nada, ni el transporte, ni los servicios, ni la alimentación, ni las cuotas de otros servicios como la televisión por cable o Internet, nada, aumentó en un 25 y en dos cómodas cuotas.

Tenemos que lograr, en primer lugar, quebrar las paritarias que se mantienen cerradas a junio para abrirlas a principio de año. Logramos ya un adelante (de junio a mayo), que sigue siendo insuficiente. Debemos incrementar nuestro salario en un 45% para recomponer la brutal pérdida salarial. Necesitamos que los rectorados cumplan con lo que ya está aprobado y hagan valer plenamente el Convenio Colectivo de Trabajo, que consagra la estabilidad laboral para todos los interinos con 5 o más años de antigüedad. Si bien esto se ha logrado ya en algunas universidades, el Convenio Colectivo de Trabajo es nacional y exigimos su aplicación en todas las universidades y particularmente en la UBA que es la institución de la ultraprecarización laboral: con trabajadores sin salario, monotributistas, interinos permanentes.

Llamamos a todas y todos los docentes a considerar esta necesidad del momento de la confrontación salarial con el gobierno. Los convocamos a deliberar en sus cátedras, en las salas de profesores, en las asambleas convocadas.

Tenemos que desplegar todas nuestras fuerzas para que conquistemos nuestros legítimos derechos. Si nuestras condiciones salariales y de trabajo mejoran, también mejorarán nuestras tareas de enseñanza y la universidad pública.

Asociación Gremial Docente de la Universidad de Buenos Aires
(AGD UBA en CONADU Histórica)

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, domingo 10 de abril de 2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada