jueves, 28 de abril de 2016

Las únicas asignaciones familiares congeladas son las de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Ante el anuncio del presidente Mauricio Macri sobre la ampliación de las asignaciones familiares a los trabajadores monotributistas, los docentes y estatales porteños reclamamos al Jefe de Gobierno la urgente actualización de nuestras asignaciones familiares congeladas en la irrisoria suma de 270 desde hace más de tres años.

Mientras a nivel nacional la Asignación por Hijo ha venido aumentando sistemáticamente hasta alcanzar los 966 pesos, en la Ciudad de Buenos Aires continúa estancada en 270 pesos desde hace más de tres años . Con la última modificación de las escalas salariales que establecen los diferentes niveles de asignación a nivel nacional, casi todos los trabajadores dependientes del gobierno de la Ciudad cobrarán menos, en algunos casos casi la cuarta parte, que el resto de los trabajadores.

Desde la UTE (Unión de los Trabajadores de la Educación) venimos reclamando una ley que establezca su actualización semestral ante la inexplicable negativa del gobierno del Pro y sus legisladores. La incoherencia del Jefe de Gobierno, Rodríguez Larreta, no parece tener más motivación que la de castigar a los empleados de la Ciudad, en particular a quienes más lo necesitan porque tienen hijos, en una jurisdicción con una gran cantidad de trabajadoras jefas de hogar y además, particularmente afectada con los tarifazos en servicios y transporte dispuestos por el Gobierno Nacional. Este ensañamiento con los trabajadores del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que tienen hijos e hijas se torna inexplicable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada