sábado, 30 de abril de 2016

Los docentes completaron una semana de medidas de fuerza en reclamo de un aumento salarial y en rechazo a la oferta presentada por el Ministerio de Educación en las paritarias (también pararon los trabajadores no docentes)

(Página 12, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, viernes 29 de abril de 2016)- En medio de la crisis presupuestaria de las universidades públicas, los gremios docentes cumplen hoy con un paro nacional, en la última jornada de una serie de medidas de fuerza en reclamo de un incremento salarial cercano al 40 por ciento. Hoy también paran los trabajadores no docentes, en el marco de la jornada de protesta organizada por las centrales obreras, por lo que la actividad estará paralizada en todas las universidades estatales.

Mientras continúan abiertas las negociaciones paritarias entre los sindicatos y el Ministerio de Educación, la huelga de los profesores afectó las tareas académicas durante toda la semana e incluyó clases públicas, carpas docentes, actos, manifestaciones ante el Palacio Sarmiento y cortes de calles en diversas ciudades del país. Según los sindicatos, el paro tuvo un alto acatamiento, cercano al 85 por ciento.

La federación de gremios docentes Conadu Histórica (CTA Autónoma) está realizando un paro total desde el lunes y hasta mañana. Por su parte, la federación Conadu (CTA de los Argentinos) cumplió un paro nacional de 48 horas, ayer y anteayer, también con clases públicas. La Fedun (CGT Alsina) paró el miércoles y también lo hará hoy, mientras que la Fagdut (docentes de la UTN) hizo huelga miércoles y jueves. Para hoy, todos los sindicatos convocaron a la movilización organizada por las centrales obreras, a la que también se sumó, con paro y marcha, la federación de los trabajadores no docentes de las universidades, Fatun.

El motivo central de las medidas de fuerza es el rechazo unánime a las ofertas de aumento salarial presentadas por el ministerio que conduce Esteban Bullrich. La primera propuesta consistió en una mejora del 25 por ciento, a pagar en dos cuotas (15 a partir de mayo y 10 a partir de agosto). La segunda implicó un intento de Educación por buscar una salida alternativa, con una propuesta semestral en lugar de anual: un 15 por ciento de aumento para el período mayo-octubre y luego reapertura de las paritarias.

Ante la negativa sindical, el propio Bullrich se presentó esta semana en la mesa de negociación y llevó la tercera propuesta: un 15 por ciento en mayo y otro 15 en diciembre, más el compromiso de cerrar la paritaria hasta mayo de 2017. Los representantes docentes citaron los efectos de la escalada inflacionaria, el tarifazo a los servicios públicos y la devaluación sobre el poder adquisitivo de los salarios, para argumentar que en general la oferta y en particular la primera cuota eran muy bajas. También rechazaron por “insostenible” la clausura de la negociación hasta mayo próximo. Para Bullrich, no hay posibilidades de incrementar la cuota de mayo.

“La situación va más allá de una oferta salarial impresentable. Están atacando el derecho a la educación superior —dijo Federico Montero, de Conadu—. Piensan que nos ponen un techo salarial a los docentes universitarios, pero en realidad les están poniendo un techo a los millones de estudiantes que creen en la universidad pública como factor de movilidad social ascendente y al conjunto del pueblo argentino que valora el conocimiento que se produce en las universidades.”

Las negociaciones paritarias continuarán el próximo lunes 2. La Conadu Histórica ya convocó a un nuevo paro de una semana, del 9 al 14 de mayo, y propuso una marcha conjunta con el movimiento estudiantil para el jueves 12, en defensa de la educación pública y en reclamo del incremento salarial y del boleto educativo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada