miércoles, 29 de junio de 2011

Los docentes de Santa Cruz votaron suspender la huelga que ya cumplía dos meses cuando la justicia se disponía a declarar ilegal la medida (y en el marco de una CTERA miserable que ni siquiera les abrió la puerta del gremio cuando fueron reprimidos en la ciudad de Buenos Aires)

El congreso provincial de ADOSAC (Asociación Docente de Santa Cruz), en Caleta Olivia, aprobó la suspensión de la huelga que ya llevaba dos meses a partir del día jueves 30 de junio a las 08:00 horas, con el fin de que el gobierno provincial abra el diálogo. Hoy, miércoles 29, vence el plazo estipulado por la Justicia sobre el pedido de ilegalidad del paro, y de aplicarse la ley, el gremio y sus directivos podría ser sancionados por “desobediencia”, y los huelguistas, en consecuencia, despedidos.
Para que se entienda la decisión que se vieron obligados a tomar los maestros santacruceños vale recordar lo ocurrido durante su estadía en la Capital Federal para propagandizar y fortalecer la lucha, y la actitud miserable con que los trataron los dirigentes de la Central de los Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) aun después de que fueran fuertemente reprimidos.
En el marco de las actividades que desarrolló la delegación de ADOSAC en la Ciudad de Buenos Aires -cuenta un comunicado emitido en esos días- los docentes santacruceños se movilizaron hasta la sede de CTERA para entregar una nota a sus autoridades. Si bien había gente dentro, los docentes afirmaron que nadie les abrió la puerta. Asimismo señalaron: “A pesar de la represión sufrida y del resultado de las reuniones, en el Ministerio de Trabajo entramos dos veces. En nuestra organización gremial ni nos dejaron pisar el umbral”.
Ante este panorama, los docentes se vieron obligados a pegar el escrito en la puerta del edificio; éste decía:



Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 27 de junio de 2011
A la Secretaria General de C.T.E.R.A., Prof. Stella Maldonado

Resulta absolutamente reprochable la actitud asumida por esa Junta Ejecutiva en relación al conflicto que mantenemos por una recomposición salarial acorde al costo de vida en nuestra provincia.
No sólo que aislaron la lucha sino que ni siquiera convocaron a un paro nacional como respuesta del colectivo docente a la represión que sufrimos en la noche del jueves pasado, cuyas imágenes tomaron estado público, en vivo y directo.
Tampoco se comunicaron con nosotros para ofrecernos asistencia alguna, llegando al extremo ni de recabar información sobre los heridos y detenidos o al menos solidarizarse por lo que nos había sucedido.
Es inadmisible que planteen ser mediadores, cuando debieran asumir el rol de ser parte activa en el reclamo que llevamos adelante hace ya casi 60 días del ciclo lectivo.
Los docentes de Santa Cruz no decidimos acciones según la agrupación a la que pertenezca un compañero agredido, porque tenemos en claro que las diferencias internas están por debajo de hechos tan repudiables como este desalojo violento del que fuimos objeto por una decisión política del gobierno nacional.
Al momento de acatar la medida de fuerza determinada por esa Junta Ejecutiva cuando usted fue agredida en esta ciudad, no pensamos en su ideología o en su color gremial, la acatamos porque fue una trabajadora docente atacada por el poder político. Queda en evidencia que si la represión de la que fuimos víctimas hubiera sido decidida por un gobierno opositor al kirchnerismo, hubieran resuelto un paro nacional de manera inmediata.
Una carpa habíamos instalado, una carpa esperando la respuesta a un pedido de audiencia al ministro Tomada. El mismo método que utilizó el Frente para la Victoria en el conflicto con el campo desafiando al gobierno de la ciudad, por la ocupación de un espacio público. Nos provoca indignación e impotencia que ante la convocatoria a una jornada nacional, ni siquiera hayan intentado centralizar y organizar una actividad conjunta con los sindicatos que nuclean a los compañeros docentes en esta ciudad y la provincia de Buenos Aires.
Exigimos que la Junta Ejecutiva agote todos los medios a su alcance para que se nos concedan las audiencias solicitadas a los ministros Alberto Sileoni y Carlos Tomada y a la presidente Cristina Fernández.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada