lunes, 20 de marzo de 2017

El presupuesto impulsado por Donald Trump hunde el sistema educativo público de los Estados Unidos

(DemocracyNow! Nueva York, jueves 16 de marzo de 2017)- Hoy, el presidente Donald Trump tiene previsto enviar su propuesta de presupuesto al Congreso. El presupuesto incluye un aumento sin precedentes de 54.000 millones de dólares para gastos militares, así como un aumento de 2.800 millones de dólares para los fondos destinados al Departamento de Seguridad Nacional, en su mayor parte con el objetivo de financiar la expansión del muro fronterizo y la contratación de 1.500 nuevos agentes de control fronterizo y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés).

El presupuesto recorta los fondos destinados a la Agencia de Protección Ambiental en un 31% y los fondos del Departamento de Estado en un 28%. También propone recortar miles de millones de dólares que se destinan actualmente al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano y al Departamento de Salud y Servicios Humanos.

El Departamento de Educación sufriría un recorte de 9.000 millones de dólares, aunque los programas de "libre elección de escuela" recibirán 1.400 millones de dólares adicionales. La secretaria de Educación de Trump, Betsy DeVos, es una de las principales defensoras de tales programas, que incluyen el uso de cupones para escuelas privadas y religiosas que desvían fondos públicos del sistema escolar público.

El presupuesto de Trump también propone eliminar totalmente los fondos que se destinan a la Corporación de Difusión Pública, que apoya estaciones de radio y televisión públicas de todo Estados Unidos; el Fondo Nacional para las Humanidades; el Fondo Nacional para las Artes, y la Corporación de Servicios Legales, que proporciona fondos que posibilitan ofrecer asesoramiento jurídico gratuito en Estados Unidos. 

Se espera que la propuesta del presupuesto enfrente altos niveles de rechazo en el Congreso. Mientras tanto, el miércoles, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, admitió que el plan de los republicanos que pretende derogar y reemplazar la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio tendrá que modificarse para que la Cámara lo apruebe. El plan ha perdido apoyo desde que la Oficina de Presupuesto del Congreso publicara un informe el lunes en el que afirma que 24 millones de estadounidenses perderían su cobertura en los próximos diez años en el marco del plan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada