domingo, 12 de julio de 2015

¿Realmente "ascendió" a la clase media una parte importante de la población del mundo?

(Por Isabel Stratta. Clarín, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, viernes 10 de julio de 2015)- "En la primera década del siglo XXI se produjo una reducción histórica de la pobreza mundial y el número de personas que podrían ser consideradas de case media casi se duplicó. Pero el surgimiento de una clase media verdaderamente global es más promesa que realidad", dijo un estudio publicado hoy.
En otras palabras: la clase media mundial es más chica y más pobre de lo que se pensaba. Y de los varios cientos de millones de personas que en otras estimaciones se daban como salidos de la pobreza, muchos están muy cerca de recaer en ella.
El estudio del Pew Research Center de Washington muestra, además, que el mundo sigue más dividido entre países ricos y pobres de lo que otras investigaciones permitían suponer.
Entre 2001 y 2011, casi 700 millones de personas salieron de la pobreza, pero muchas quedaron apenas por encima de la línea. La mayoría de esas personas "dieron apenas un leve paso en la escala de ingresos, pasando de la banda de 'pobreza' a la de 'bajo ingreso'", según Pew. Dos a diez dólares diarios equivalen a "bajo ingreso" según el informe; el 56% de la población mundial vive en esa condición, medido a 2011.
Hay muchas discusiones en torno a cómo definir la clase media. Siguiendo al Banco Mundial y economistas privados, el estudio de Pew la ubica en la franja de los diez a veinte dólares diarios (o US$14.600-US$29.200 al año para una familia tipo). Hay un creciente consenso en que el umbral de los diez dólares -cinco veces el criterio de pobreza del estudio- "aísla" de recaer en la pobreza". El porcentaje de personas en esta franja media subió de 7% en 2001 a 13% en 2011.  
Aún así, muchos de esos integrantes de la "clase media global" son pobres si se los mide según la línea línea de pobreza en EE.UU, que en 2011 era de US$15,77 diarios.
Sólo un 16% de la población mundial vive con 20 o más dólares diarios, lo que es considerado por los estándares mundiales como de ingreso "medio-alto".
“La clase media global es menor de lo que pensábamos, tiene menos de lo que pensábamos y está más concentrada por regiones de lo que pensábamos", dijo Rakesh Kochhar, el autor que dirigió el estudio.
El 71% de la población seguía estando en las franjas de "pobreza" o "bajo ingreso" en el 2011, último año de la investigación. En 2001 la proporción era del 79%.
Desde una perspectiva internacional, lo más importante del estudio probablemente sea el dato de que la brecha en los niveles de vida entre países avanzados y en desarrollo apenas si se acortó en la primera década de este siglo. Según el estudio, "en 2001, el 91% de la población mundial de alto ingreso vivía en Europa o América del Norte, y pasó a un 87% en 2011.”
Mientras tanto, sólo 1% de la población de alto ingreso vive en Africa, 4% en América del Sur y 8% en Asia y el Pacífico Sur. 
De las personas que ascendieron a la franja de $10 a $20 al día -"clase media" según el informe de Pew-, una proporción importante corresponde a China y el sur del Pacífico. En China la población de clase media pasó de 32 millones a 235 millones en la década.
Vivir con más de diez dólares al día puede no sonar como una existencia de clase media en EE.UU., Alemania o Taiwán. Pero que un individuo esté suficientemente afirmado en lo económico como para no preocuparse por la mera subsistencia o recaer en la pobreza extrema es algo a lo que empresas, economistas y políticos asignan mucha importancia. 
Diversos economistas han considerado el surgimiento de una "nueva clase consumidora mundial" de gente que gana diez o más dólares por día como un fenómeno que tiene importantes ramificaciones en en poder de compra y en el crecimiento en muchos mercados en desarrollo y emergentes hacia el 2025. Y subrayan que la ampliación del bolsillo en los países en desarrollo abre oportunidades de inversión para las empresas en las próximas décadas.
En el frente político, el Consejo Nacional de Inteligencia de los EE.UU. ha descripto el crecimiento de la clase media en el mundo en desarrollo como una "megatendencia mundial" y sugerido que si la gente puede comprar y ahorrar más está más motivada para mejoras sociales y políticas. 
"En suma", dice el estudio de Pew, muchos argumentan que el crecimiento de la clase media, sea en el mundo desarrollado o en desarrollo, puede marcar importantes cambios en lo económico y lo político. El interrogante que aborda el estudio es "si se está ante el surgimiento de una clase media verdaderamente mundial, que tenga el potencial de alterar de modo notorio la trayectoria de las sociedades en el mundo".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada