jueves, 2 de julio de 2015

"1987-2015: 28 años de lucha y obtuvimos nuestro Convenio Colectivo de Trabajo (CCT)", dicen los profesores universitarios

La AGD (Asociación Gremial Docente de la Universidad de Buenos Aires) celebra esta conquista de los 150.000 docentes universitarios después de tres décadas de lucha que incluyeron Asambleas, Congresos, Petitorios, Clases Publicas, Movilizaciones, cientos de días de paro y dos Huelgas Generales en 1987 y 2005 para dejar de ser el único sector de trabajadores dependiente del gobierno nacional que carecía de Convenio Colectivo de Trabajo.

Este paso para terminar con la marginalidad de nuestras relaciones laborales es fundamental como lo fue el blanqueo salarial o el 82% móvil porque significa  avanzar  en nuestra conquista de los derechos que nos corresponden.

Seguiremos la lucha para terminar, con la precariedad, el trabajo gratuito, la inestabilidad, los concursos digitados y un salario igual a la canasta familiar, pero por sobre todo para la INMEDIATA APLICACION DEL CCT en todas y cada una de las universidades nacionales comenzando por la UBA cuyo rectorado (anterior y actual) se han negado a suscribirlo y en el resto donde los rectores presentaron reservas o alegan "contradicciones" con los estatutos universitarios (muchos de ellos escritos bajo dictaduras).

Los docentes universitarios ganamos esto en la lucha. Y en ese sentido su anuncio ahora,  luego de un año de estar acordado, se  pretende constituir en un acto de campaña más. Mientras, hace apenas unos días  el gobierno y sus burocracias adictas (ADUBA, FEDUBA, CTERA) "rebajaron" el convenio derogando la clausula que nos aseguraba un 25% de incremento salarial por jerarquización, una verdadera impostura.

Convocamos a todos a celebrar este paso y a organizarnos para su inmediata aplicación, la regularización de los interinatos (como ordena el CCT) el fin del trabajo gratuito y un salario igual a la  media canasta familiar para el ayudante de primera semiexclusivo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada