viernes, 6 de marzo de 2015

Una masiva movilización rechazó el acuerdo entre el gobierno de Juan Manuel de la Sota y la Unión de Educadores de la provincia de Córdoba (UEPC)

(Prensa Obrera, n. 1353, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, jueves 5 de marzo de 2015)- Más de 5.000 docentes se concentraron la semana pasada en las calles de Córdoba; marcharon hacia la Casa de Gobierno, hacia la sede de la Unión de Educadores de la provincia de Córdoba (UEPC) y concluyeron con una asamblea.

Fue para desconocer el acuerdo salarial que votó UEPC en una asamblea departamental trucha, cerrada y fraudulenta. El gobierno de De La Sota ordenó a la Celeste aprobar el acuerdo que traía el rechazo aplastante de la Capital y el interior.

Juan Monserrat, titular del gremio, desarrolló una asamblea departamental cerrada, con la policía en la puerta de la Casa del Docente y centenares de docentes afuera cortando la calle y garantizando el rechazo. Con este método se vino desarrollando un movilización autoconvocada incesante desde mediados de enero y así la oposición ganó la presidencia de la mesa de la asamblea del distrito más importante, la Capital, y la propia asamblea (376 por el rechazo contra 159 a favor).

El secretario general de UEPC dio libertad de acción a los delegados departamentales celestes para que desconozcan los mandatos y ordenó que se ausenten delegados que traían el "no", de todos modos, antes ya habían fraguado mandatos en las asambleas de los departamentos del interior. Con este fraude y la posterior represión y detención de cuatro docentes, garantizaba al gobierno un techo en las paritarias de la provincia a costa de su propia sepultura.

Luego de la masiva movilización está planteado generar un gran movimiento docente que imponga una nueva negociación a través de la organización autoconvocada de las escuelas. Para el día del inicio de clases se convoca una nueva movilización que será masiva. Ella recogerá los mandatos de todas las escuelas. Tribuna Docente desarrollará un sinnúmero de iniciativas, entre ellas la impugnación del acuerdo en el Ministerio de Trabajo para colaborar con el triunfo de la lucha.

El gobierno de Juan Manuel de la Sota, asediado por su propia crisis política en el Partido Justicialista, las inundaciones, el narco-escándalo, el gatillo fácil, etc., necesita fuera de la agenda el problema salarial y laboral con los docentes, cosa que será imposible. El año pasado, la lucha de las maestras de plástica y de los comunicadores sociales contra la precarización laboral hizo sentar al Ministerio de Educación a negociar con los representantes de esas luchas y triunfaron. La UEPC no sólo no estuvo, sino que armó junto al gobierno las medidas para deteriorar las condiciones de trabajo de esos docentes.

Queremos que nos reciba el ministro Walter Grahovac y planteamos: que se desconozca el acuerdo alcanzado: que se abra una nueva negociación, 50 por ciento de aumento sin cuotas y 9.000 pesos de inicial. Vamos a fondo en la lucha, por el triunfo de los docentes cordobeses.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada