martes, 3 de marzo de 2015

Paros docentes en Santa Fe, Santa Cruz, Entre Ríos, Chaco, La Rioja y Tierra del Fuego: no comenzaron las clases en seis provincias

(La Nación. Ciudad Autónoma de Buenos Aires, domingo 1 de marzo de 2015)- Febriles negociaciones, paros totales y parciales, acuerdos de último momento, conciliaciones obligatorias y aumentos salariales que superan el 30% marcan otro alborotado inicio de clases en todo el país, que hasta el momento suma seis provincias que mañana no comenzarán las clases: Santa Fe, Entre Ríos, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Chaco y La Rioja. Sin embargo, son varias las provincias que tendrán paros parciales o que continuarán con la puja salarial durante los próximos días.

Mientras en la ciudad de Buenos Aires y en Córdoba llegaron a un acuerdo para poder comenzar normalmente el ciclo lectivo, en la provincia de Buenos Aires el gobierno de Daniel Scioli tuvo que dictar la conciliación obligatoria para garantizarles a 4,7 millones de alumnos el comienzo según lo pautado. La oferta oficial fue rechazada por dos gremios (FEB y Udocba) de los seis que participaron de las negociaciones.

Scioli dijo que está convencido de que mañana comenzarán las clases con normalidad. "Queremos llevar tranquilidad a las familias de la provincia de Buenos Aires. El lunes todas las escuelas van a estar abiertas", señaló.

Si bien la mayoría de los sindicatos de docentes bonaerenses aceptó la propuesta oficial de un sueldo inicial de $ 7000 para un maestro de grado, la Federación de Educadores Bonaerense (FEB) y la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba) rechazaron esa propuesta y convocaron a un paro por 72 horas, la primera, y por tiempo indeterminado, la segunda. 

Sin embargo, para evitar que los conflictos gremiales afecten el comienzo de clases en la provincia, la administración bonaerense dictó la conciliación obligatoria. "Los dos gremios ya fueron notificados de la conciliación dictada por el Ministerio de Trabajo. Por otra parte, hoy [por ayer] los cuatro sindicatos de maestros que aceptaron la propuesta ya firmaron el acuerdo y se cerró la paritaria. Creemos que no tiene sentido un paro si la mayoría de los docentes aceptó la oferta", dijo un estrecho colaborador del ministro de Trabajo, Oscar Cuartango.

En conferencia de prensa el gobernador bonaerense aseguró: "Como egresado de escuela pública y como gobernador siempre he puesto como prioridad de nuestra gestión a la educación y es por eso que venimos trabajando con los gremios desde diciembre del año pasado para llegar a un acuerdo que tanto cuantitativa como cualitativamente ha mejorado el salario de los trabajadores".
La oferta del gobierno bonaerense eleva a $ 7000 el salario de un maestro de grado que recién se inicia en la profesión. Además, incluye un incremento del sueldo básico, que pasará en marzo de $ 2778 a $ 3080, y en agosto, a $3300. Esto beneficiará a los maestros con antigüedad o que cobran sumas extras por ruralidad.

La oferta fue aceptada por el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), la Unión de Docentes Argentinos (UDA), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET).

En cambio, la FEB, gremio que cuenta con 85.000 afiliados sobre un total de 320.000 docentes que tiene el sistema escolar bonaerense, rechazó la propuesta. Al cierre de esta edición, fuentes de la FEB aseguraron que aún no había recibido ninguna notificación. "No hay chances de volver para atrás con la medida de fuerza. Cerraron la paritaria, pero si bien hay una mayoría, también una minoría que hay que respetar, ése es el juego de la democracia", dijo la presidenta del gremio, Mirta Petrocini. "Si se aplica la conciliación obligatoria -añadió- la cuestionaremos porque no se ha avanzado en el tribunal imparcial."

El diputado provincial sciolista Guido Lorenzino aseguró que desde la Legislatura se convocará a la FEB para que los dirigentes del gremio expliquen por qué se rechazó la propuesta y por qué anunciaron un paro. Según el legislador, la medida de fuerza es irracional y absolutamente irresponsable.

Tanto la ciudad de Buenos Aires como Córdoba llegaron a cerrar los acuerdos durante la semana pasada. En la ciudad, el acuerdo salarial escalonado fue del 32% con los gremios docentes. Córdoba, por su parte, llegó a un acuerdo salarial con la Unión de Educadores de la Provincia (UEPC), que aceptó la oferta del gobierno de José Manuel de la Sota, que fijará el salario inicial de maestro de grado sin antigüedad en $ 8750 pesos, una propuesta que en promedio supone un incremento del 35% del salario docente.

Santa Fe es una de las provincias donde mañana no comenzarán el ciclo lectivo. Los docentes nucleados en los gremios de Amsafé y Sadop decidieron rechazar la propuesta salarial del gobierno, que ofertó un incremento del 31%, y realizar un paro mañana y pasado, por lo que el inicio de clases será el miércoles.

En Entre Ríos, en tanto, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), principal gremio docente, resolvió realizar cinco días de paro. El gobierno acudió a la Justicia y logró que emita una resolución por la cual convoca a una conciliación obligatoria a las partes y suspende las medidas de fuerza durante veinte días. Sin embargo, Agmer confirmó que realizará el paro previsto para toda esta semana. "Somos los docentes peores pagos del país y seguimos aumentando la brecha con las otras provincias", dijo el secretario de organización de Agmer, César Pibernus.

Los docentes de Santa Cruz mañana también inician con un paro de 48 horas el ciclo lectivo luego de que en la reunión paritaria del viernes pasado no recibieran propuesta salarial de parte del gobierno, según lo resolvieron ayer en un congreso de la Asociación Docente de Santa Cruz, Adosac.

En Chubut, la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut (ATECh) acordó esta semana un incremento salarial del 27% en dos cuotas, lo que "garantiza el inicio del ciclo lectivo el próximo lunes", aseguró el ministro de educación de esta provincia, Rubén Zárate. Sin embargo, la Regional Sur -ala disidente de la sede central del gremio que aglutina a los docentes- rechazó la propuesta y convocó a un paro de 48 horas en Comodoro y Rada Tilly.

En La Rioja habrá un paro de 24 horas de su principal gremio docente, la Asociación de Maestros y Profesores (AMP); en Tierra del Fuego, el Sindicato Unico de Trabajadores Fueguinos (Sutef) decidió un paro por 48 horas en disconformidad con el incremento del 26% ofrecido por el gobierno de esa provincia cuando habían solicitado un aumento del 40; y en el Chaco, el Sindicato de Trabajadores de la Educación (Sitech) tampoco comenzará las clases.

En cuanto a Río Negro, quienes pararán son los porteros, una medida que se estima que repercutirá en un escaso número de escuelas. En Misiones, en tanto, sólo parará un sector gremial minoritario. En el resto de las provincias las clases comenzarán con normalidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada