domingo, 23 de enero de 2011

Hidden Orchestra, La noche camina

La noche camina (Night Walks) es uno de los mejores álbumes que se pudo escuchar en el 2010, aunque, claro, la lista de “los más” que predicaron en abundancia diarios, revistas, radios y sitios de la internet ni siquiera lo mencionó.  A medias entre un ambient cargado de sonidos procesados que jamás empalaga ni pisa fuera del plato del buen gusto, la marcha trip hop y un jazz moderno y abierto, la decena de composiciones que lo integran casi no tienen desperdicio.
Sus intérpretes, la Orquesta Escondida,  está formada por Joe Acheson (bajo y samplers), los teclados y cuerdas de  Poppy Ackroyd y una de las marcas registradas de la banda: la doble batería de Tim Lane y Jamie Graham.


Entre los músicos invitados que esta vez se han sumado cabe destacar el juego de saxo y trompeta, más algún otro viento, de Marcus Britton y Fraser Fifield que da emotiva vida a buena parte del disco, en particular a la que quizás sea la mejor canción: “Polvo” (“Dust”).
El otro punto alto es el contrabajo de Acheson, responsable de que la inspiración jazzera se complemente tan bien con el resto de los ingredientes (escuchen si no “Cansado y todavía despierto”, “Tired and Awake”). Búsquenlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada