domingo, 20 de septiembre de 2015

Inauguradores seriales

El viernes 18 de septiembre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró el Hospital Germani, en la localidad de Laferrere, del partido de La Matanza. La curiosidad de la inauguración, subrayaron algunos medios locales, se debió a que ese centro asistencial aún no está terminado.

No es la primera vez, comentan los habitantes de la zona, que los funcionarios inauguran lo que no se puede inaugurar., salvo para las pantallas de los televisores Lo mismo ocurrió con el Hospital Ballestrini, cuya cinta fue cortada cuatro veces en los últimos años, y aún hoy no cumple con las condiciones mínimas para poder atender a los vecinos.

Por si fuera poco, a esta denuncia se sumó otra peor. Docentes de diferentes colegios de la zona informaron que fueron obligados por los punteros a llevar a los alumnos al acto del que participó la jefa de Estado. No se trató de una simple sugerencia, aseguró la angustiada protesta,sino de amenazas que rozaron la agresión física.

Escuelas que se cierran para forzar a sus maestros y estudiantes a concurrir a hospitales de cartón pintado que se propagandizan por su calidad propia del Primer Mundo. Sin duda esa mañana los chicos aprendieron mucho sobre la Argentina de carne y hueso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada