miércoles, 1 de enero de 2014

Los profesores de la Universidad de Buenos Aires llevaron sus reclamos al rector recientemente electo

El jueves 27 de diciembre la Asociación Gremial Docente (AGD-UBA) mantuvo una primera reunión con el Dr. Alberto Barbieri, próximo rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA).  El gremio solicitó este encuentro para hacer una primera presentación del pliego gremial y los reclamos más urgentes de la docencia universitaria.
Como parte del movimiento nacional docente y como legítimos representantes de los docentes de la UBA planteamos la enérgica oposición de la AGD a la reciente resolución del Rectorado de la UBA de retirarse de la negociación del Convenio Colectivo de Trabajo Nacional. Esta decisión no sólo afecta a los 40.000 docentes de la UBA sino que impide la existencia de un Convenio Colectivo de Trabajo único a nivel nacional por el que venimos luchando los 150.000 docentes universitarios de todo el país. Como denunciamos oportunamente, el rector Hallú presentó un documento (al cual no hemos tenido todavía acceso) donde  fundamenta el abandono de la paritaria  en el rechazo de las autoridades de la UBA a cualquier mecanismo que garantice la estabilidad de los docentes interinos (con más de dos, cinco y hasta 25 años de desempeño laboral) que representan más del 70% de todos los docentes. Esta negativa a la estabilidad laboral se extiende a quienes reuniendo los requisitos quieran promocionar (una verdadera carrera docente). Como también hemos denunciado, un Convenio Colectivo sin estabilidad laboral, no es Convenio y por lo tanto hemos reclamado que la UBA cambie su postura y se avenga a suscribir un Convenio Único nacional y con Estabilidad laboral y carrera docente. 
 Siguiendo con la necesidad del respeto por parte de la empleadora del derecho a la estabilidad y al amparo de la legislación vigente solicitamos que el Rectorado de la UBA reconozca el derecho a opción a permanecer hasta los 70 años, derecho consagrado en la Ley 26.508, para terminar con las cesantías, reincorporar a los cesanteados y finalizar con la amenaza permanente del despido de los docentes que cumplieron o van a cumplir 65 años. 
Se reiteró también nuestro reclamo para que se acabe con el descuento confiscatorio del 4,5% del salario por la llamada Caja complementaria, una verdadera caja negra cuyo control está en manos del Ministerio de Educación y sindicatos docentes (Sadop, Ctera, Amet, Uda). 
Asimismo se solicitó que se dé respuesta a la situación de los miles de trabajadores docentes mal llamados ad honorem. En este sentido planteamos  que se hagan público los datos del censo  docentes y que se acompañe el reclamo de AGD al Ministerio de Educación por la implementación de la segunda etapa del programa de rentas para los ad honorem. Asimismo, y sobre el cuadro de una mesa de negociación que solicitamos, se ofrezca obra social gratuita a los docentes ad honorem hasta tanto se conquiste el salario que les corresponde.

Finalmente, queda claro que estos reclamos planteados, junto con la discusión salarial y paritaria que se desarrolla a nivel nacional, formarán parte de la agenda que nos movilizará desde febrero del   próximo año. Barbieri recepcionó los temas planteados, planteó acuerdos y desacuerdos en diversos puntos  y se comprometió a abrir una instancia de diálogo y negociación sobre el conjunto de los reclamos docentes a partir de marzo, cuando asuma su cargo. 
Más que nunca necesitamos nuestra organización porque nuestros reclamos no pueden esperar. Ante la importancia del pliego presentado, su urgencia y el desenvolvimiento de la crisis nacional donde se aceleran la devaluación y  la inflación, es que llamamos a los docentes a seguir afiliándose masivamente a la AGD, un sindicato independiente que lucha cotidianamente por el salario y las condiciones de trabajo de la docencia de la UBA como parte del movimiento nacional de la docencia universitaria que defiende sus derechos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada