viernes, 3 de enero de 2014

Los maestros itinerantes denuncian que el Ministerio de Educación porteño les está coartando la continuidad laboral

Somos maestros de grado, que actualmente estamos ejerciendo el cargo de maestro itinerante. Desde el año pasado reconocimos a la UTE como el lugar desde el cual organizarnos como trabajadores frente a la situación de precarización que impone nuestro cargo; fue así que el año pasado logramos la permanencia durante las vacaciones. Tras el cese en febrero de 2012, muchos compañeros eligieron este cargo nuevamente y otros se sumaron. Todos juntos dimos la lucha para cobrar en tiempo y forma. En ese momento nos recibió Manuel Vidal (asesor del Ministro Bullrich) y tras debatir sobre la cuestión salarial, se comprometió a hablar en la segunda parte del año sobre la continuidad, pero ni Vidal, ni Bullrich quisieron volver a hablar del tema.
Expusimos nuestra problemática ante la Comisión de Educación de la Legislatura y el jueves 27 de noviembre nos recibió Ana Ravaglia (Subsecretaria de Gestión Educativa), quien se comprometió a hacer una resolución de continuidad en nuestro cargo. Dicha resolución tiene número de expediente electrónico N° 6826035-SSGECP-20136826035-SSGECP-2013 y espera la firma del Ministro Bullrich para que se haga efectiva.

¿Por qué queremos la continuidad en el cargo? 

La resolución 1060 que creó al cargo de maestro itinerante determina el cese en las tareas el 30 de diciembre del corriente año. Esto implica un paso atrás respecto a la situación de los itinerantes del 2012, quienes –gracias a la lucha de la UTE- lograron una extensión en el cargo durante las vacaciones. El cese no implica sólo la pérdida del cargo sino también la interrupción en el cobro de haberes. Esto significa que estaremos 4 meses sin cobrar (situación que muchos vivimos a principio de año).

¿Qué nos dice el gobierno?

Alejandro Finocchiaro (subsecretario de Políticas Educativas) argumenta falta de presupuesto y sostiene que este cargo es provisorio, que en cuanto se solucione la falta de docentes que azota a nuestro sistema educativo, el cargo de maestro itinerante no va a hacer falta.
El primer argumento no tiene sustento. La suma adicional que el Ministerio de Educación debería destinar si aprobara la resolución es de, aproximadamente, $140 mil pesos. Para un ministerio no es una suma significante, más todavía si la comparamos con los millones que destinó a la implementación del sistema on line y la contratación de personal para cargar datos. Incluso es sabido que el presupuesto educativo es sub ejecutado año tras año.
En cuanto al segundo argumento, lamentablemente la falta de docentes se profundiza año tras año y nuestro cargo es fundamental para ayudar a las escuelas a paliar esta situación. Por esta razón en los distritos que carecen de maestrxs itinerantes, se está pidiendo su creación. En aquellos donde ya se implementa, piden la creación para jornada completa. Vale destacar que tenemos el apoyo de los supervisores y directores que consideran fundamental nuestra tarea.
En definitiva, como maestros itinerantes estamos sosteniendo una situación derivada de la falta de docentes, un problema grave que afecta a nuestro sistema educativo. El cese el cargo atenta contra la estabilidad laboral de los 80 maestros itinerantes de la Ciudad y pone en peligro al cargo en 2014 ya que en este contexto no son muchos los docentes que querrán tomarlo, profundizando la falta de docentes.
 El Ministerio de Educación no tiene voluntad política de darnos la continuidad, hacemos responsable de ello principalmente a Alejandro Finocchiaro, (subsecretario de Políticas Educativas) y al Ministro Bullrich. Y dejamos en claro que cada vez que el macrismo nos imponga problemas con condiciones de trabajo precarias, nosotros le vamos a responder con mayor organización de los trabajadores de la educación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada