domingo, 5 de enero de 2014

El decano de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba desalojó al centro de estudiantes

El decanato encabezado por Diego Tatián no podía ser menos, y para terminar el año forzó la cerradura del Aula 4, espacio ocupado por el Centro de Estudiantes para desarrollar sus actividades gremiales, y lo desalojó por completo. No hubo ninguna comunicación al centro de estudiantes ni difusión pública de esta acción cobarde. Apenas nos llegó un rumor acudimos al pabellón Mariano Ferreyra para verificarlo, pero estaba cerrado. Sin embargo, pudimos constatar el desalojo. Desconocemos el destino de todas las herramientas y materiales del gremio que había dentro del espacio, que pertenencen a todxs lxs estudiantes que las utilizaban a diario: computadoras, dispenser, muebles, reglamentaciones, archivos, pinturas, afiches, apuntes,  entre otras cosas de valor. No quedó absolutamente nada. No hemos recibido ninguna información al respecto por parte de las autoridades, que pretendieron realizar esta acción en el mayor de los silencios e impunidad.

Con las puertas de la facultad cerradas, sin estudiantes ni docentes presentes, la gestión ha tomado una resolución que deja al gremio estudiantil nuevamente en el pasillo. Lo hicieron en vacaciones, para impedir que respondamos, que nos movilicemos, que discutamos en los cursos. Lo hicieron en verano para no dar explicaciones, para ocultar su impotencia política. 

Si el decanato pretende que el desalojo cierra el conflicto abierto por la reivindicación de un espacio para el gremio estudiantil, se equivoca de forma rotunda. Nos decían que la medida de fuerza iba en contra de la democracia. Nosotrxs creemos que desalojarnos a escondidas, a espaldas de todos los que habitamos la facultad, eso es una verdadera burla a todo intento de democracia. 

Cuando la coordinación del CEFFyH decidió ocupar el aula 4, ante la impostergable necesidad de un espacio para nuestro gremio, fue en un momento donde habia cursado, estudiantes en las aulas y trabajadores en general, que tuvieron la oportunidad de expresar sus puntos de vista y actuar en consecuencia.  Lxs docentes de Cambio Universitario incluso tuvieron oportunidad de hacerle un paro al gremio de lxs estudiantes.

El desalojo es un hecho lamentable y cobarde, pero en este camino de lucha por un espacio digno para el Centro de Estudiantes, no bajaremos los brazos y seguiremos insistiendo por todos los medios a nuestro alcance para conquistarlo. Si tenemos que volver al pasillo desde el pasillo pondremos en funcionamiento el gremio, pero en estos meses lo que ha primado en todos los sectores ha sido la legitimidad del reclamo,  la ocupación fue una herramienta de lucha criticada pero también ratificada en asambleas masivas, y en este tiempo, con trabajo, compromiso y esfuerzo, también demostramos la utilidad que representa para lxs estudiantes contar con un lugar donde realizar actividades cotidianas del gremio. 

Leer completo aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada